La capital aprobará un plan anticontaminación con restricciones al tráfico privado

El Ayuntamiento de Madrid aprobará en septiembre de 2016 un nuevo plan de la calidad del aire para el periodo comprendido entre 2016 y 2020, encaminado a cumplir con los criterios exigidos por la Unión Europea y que incluirá, entre otras medidas "ambiciosas y muy efectivas", la mejora de las tarifas de transporte público y más restricciones al tráfico privado.

Así lo ha anunciado en una comparecencia en la comisión de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible la directora general del ramo Paz Valiente, que ha considerado que el plan busca "un cambio permanente" en la calidad del aire de la capital.

Además de restricciones en el uso de vehículos privados, se trabajará "intensamente" en el impulso de tecnologías no contaminantes, aumentará la movilidad peatonal y ciclista y mejorará tanto el transporte público como sus tarifas, además de impulsar el uso de vehículos eléctricos en la distribución urbana de mercancías.

En este plan se enmarcan las restricciones al tráfico en días de alta contaminación aprobado la pasada semana que establece que para activar los niveles de aviso y preaviso basta con que la superación de los niveles se produzca en dos estaciones cualesquiera de una zona, aunque no sean las mismas, como pasaba hasta ahora.

Así mismo, permite que se puedan mantener las medidas de restricción del tráfico si las concentraciones siguen siendo elevadas (por encima de 160 microgramos/m3 en dos estaciones), aunque no se supere el nivel de preaviso.

Este texto reduce, respecto a la normativa vigente hasta ahora, los niveles ante los que es necesario avisar a la población y tomar medidas de restricción del tráfico y fomento del transporte público, cuya gratuidad se propone en fases de contaminación más elevada.

Otra de las novedades es que el protocolo permite, además, que se puedan mantener las medidas de restricción del tráfico aplicadas si las concentraciones siguen siendo elevadas (por encima de 160 microgramos/m3 en dos estaciones), aunque no se supere el nivel de preaviso.

Según ha explicado la directora general, con este protocolo se informe a los ciudadanos 24 horas antes de que no van a poder usar sus vehículos cuando se superan los niveles.

Estas propuestas formarán parte del plan de mejora de la calidad del aire que, según se ha expuesto hoy, incluirá otras medidas como la apuesta por renovar las calderas en el parque de viviendas por otras que usen combustibles "más limpios" y por rebajar los elementos contaminantes en edificios municipales y en servicios públicos como el de la recogida de residuos con el fomento del uso de vehículos no contaminantes.