Simeone: "El que más me gusta del Madrid ahora es Casillas"

"No nos consideramos un equipo violento, pero sí de trabajo y de intensidad"

“Será un partido diferente al de la Supercopa”

Verá el derbi desde un palco

Diego Simeone, entrenador del At. Madrid

deportes

| 12.09.2014 - 22:18 h
REDACCIÓN

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, ha asegurado que "no" son un equipo "violento", lo mismo que desmintió el técnico madridista Carlo Ancelotti, pero sí que juega "con intensidad".

Y que tratará de seguir esa "línea de trabajo" en el derbi de este sábado ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu (20.00 horas), y ha afirmado que el mejor jugador del rival tras la marcha de Ángel di María, al que el argentino había otorgado ese galardón, es "Casillas".

"Lo veo como algo natural, que se puede discutir, pero es fútbol, existen los contactos. Está el árbitro para valorar lo intencional. No nos consideramos un equipo violento, sí de jugar con mucha intensidad, esas fueron nuestras armas el año pasado. Debemos mantener la línea de trabajo", declaró en la rueda de prensa previa al derbi.

En este sentido, agradeció las palabras del entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, que afirmó que el conjunto rojiblanco no era violento y que el fútbol no era un deporte "de señoritas". "Me parece normal, entre colegas, más allá de polémicas y rivalidad, entendemos que esto es un juego", indicó.

"Cuando fuimos al Bernabéu y nos ganaron muy bien 2-0 hicieron el juego que hacemos nosotros; no comentamos nada, nos ganaron. A un equipo como el Madrid es difícil superarlo, tenemos que jugar ese nivel para equipararlo", prosiguió, antes de aclarar que están "cerrando la idea del partido, con las variantes de Griezmann, Jiménez o Arda Turan".

Sobre quién manda en la capital, el de Buenos Aires fue claro. "Nosotros en Liga y el Madrid en Europa. No es malo para Madrid, en Barcelona nos deben envidiar", dijo en tono jocoso, igual de contundente que a la hora de señalar al mejor jugador blanco tras la marcha de su compatriota Ángel di María. "El que más me gusta, Casillas", afirmó.

El argentino aseguró que el duelo no tendrá demasiadas similitudes con la ida de la Supercopa de España, cuando empataron en el coliseo blanco (1-1). "Creo que es diferente, cuando uno está arrancando la temporada tiene otra posición física, ahora estamos mejor que entonces", señaló.

"Tienen la duda entre Ramos y Arbeloa, que son muy importantes. Es un equipo fuerte con muchas características ofensivas. En Anoeta -cuando el de Real Madrid cayó 4-2- no estoy de acuerdo con que hayan hecho mal juego, tuvieron 30 minutos brillantes. Tiene velocidad, jugadores importantes y nosotros debemos estar capacitados para contrarrestar ese juego", añadió.

Simeone reiteró la dificultad de ganar a FC Barcelona y Real Madrid en un campeonato largo. "No solamente por los presupuestos, en un campeonato tan largo, a 38 fechas, es muy difícil seguirles la línea. El año pasado hicimos una temporada estratosférica y el Barcelona llegó con posibilidades, y el Madrid, si hubiese ganado al Valencia, hubiese tenido mejores armas para ganar. A un partido es distinto", apuntó.

Por otra parte, no dio pistas sobre si el último fichaje atlético, el italiano Alessio Cerci, estará en el Bernabéu. "Hace casi diez días que está trabajando con nosotros, está tratando de prepararse de la mejor manera, valoramos su esfuerzo. Esperamos su velocidad, su rebeldía ofensiva. Cuando terminemos el entrenamiento decidiremos los 18 de mañana", indicó.

Además, elogió a Koke Resurrección y recordó la primera vez que le vio jugar. "Jugaba contra el Betis, en uno de los últimos partidos antes de que yo llegara, salió en el segundo tiempo y el comentarista no recordaba su nombre. Llamé al 'Mono' para preguntarle por él. El Málaga le quería, era un grandísimo equipo", rememoró

"Hablamos con él y le dijimos que iba a ser importante para el equipo. El tiempo le ha dado la razón a su trabajo. Considero que no llegó a su techo, trabaja para mejorar y eso le hará mejor", prosiguió el de Buenos Aires.