Paco Jémez: "No hay razón para temblar ante el Barça"

"Es una oportunidad para ganar prestigio"

"La idea es hilar muy fino y cometer los menos errores posibles"

No da convocatoria y cita a todos sus jugadores frente al Barcelona

deportes

| 20.09.2013 - 12:28 h
REDACCIÓN

Paco Jémez, técnico del Rayo Vallecano, ha declarado, en vísperas de medirse al Barcelona en Liga, que no tiene "miedo" del conjunto azulgrana, que aún no ha cedido ningún punto en el campeonato, y aseguró que para su equipo este choque es "una oportunidad para ganar prestigio".

"No sé temblar, me enseñaron a ser valiente. Es el mejor momento para recibir al Barcelona, para que la afición siga disfrutando un año más y no hay ninguna razón para temblar. Es una oportunidad para ganar prestigio y ver la medida que puede dar el equipo", dijo Jémez, en rueda de prensa.

"No tengo miedo pero sí mucho respeto al Barcelona. En la competición no se mata a nadie, es un partido de fútbol. Tenemos mucho respeto a todos los equipos y el Barcelona no es una excepción. Es un orgullo y un placer enfrentarnos a ellos y poder competir. Hay que sentir alegría, ilusión y saber competir. Podemos aprender mucho mañana, porque de los mejores siempre se aprende", confesó.

"TENEMOS QUE CREER SÍ O SÍ"

"Si yo no salgo creyendo que se puede ganar no tengo ninguna posibilidad. El hecho de ser creyente es una obligación. Tenemos que creer sí o sí, no hay otra posibilidad. Imagínate si no confiamos. Confío mucho en el trabajo y los jugadores tienen que tener la sensación de que podemos para llevarlo con el mayor criterio posible partiendo de la confianza", declaró.

El Rayo llega a este encuentro inmerso en una dinámica de resultados negativos tras perder con el Atlético de Madrid (5-0), Levante (1-2) y Málaga (5-0).

"Da igual el resultado de la semana pasada, no nos va a hacer daño nada de la competición. Somos el equipo más pequeño, el más humilde y debemos entender que la competición nos va a dar hostias muy gordas", señaló.

"La gente se preocupa demasiado por el 5-0 y a nosotros no nos hace daño nada. Por muy gorda que sea la torta no podemos permitir que dañen nuestra moral. Somos un equipo de trabajadores, de currantes y si este año toca sufrir como perros hasta el final estamos preparados. Es lo normal, lo anormal es lo del año pasado", dijo Jémez, en alusión al octavo puesto de la pasada campaña.

Durante su intervención, Jémez desveló algunas de las claves para intentar superar al Barcelona que dirige el argentino Gerardo 'Tata' Martino.

"LA IDEA ES HILAR MUY FINO"

"Hay que hacer las cosas muy bien. A un partido puede pasar cualquier cosa durante noventa minutos. Si las hacemos como habitualmente sabemos podemos tener opciones. El equipo ha trabajado muy bien y la idea es hilar muy fino y cometer los menos errores posibles", explicó.

Jémez aprovechó para dar su punto de vista sobre el nuevo Barcelona y destacó la menor intensidad de éste equipo respecto al que dirigía Pep Guardiola.

"El Barca le gusta a todo el mundo. Cuando llega un entrenador conlleva tiempo asentarse. Noto diferencias respecto a la época de Guardiola. Ha cambiado respecto a la presión, no es tan intenso ni tan presionante", apuntó.

"En la época de Tito Vilanova también lo era, pero menos. Creo que ahora lo es menos, están potenciando otras cosas. Humildemente creo que es la diferencia más grande. Son capaces de meterse en tres cuartos, incluso en medio campo para esperarte y salir, cuando antes presionaban en una zona más alta y salían", concluyó. EFE

Finalmente, Jémez se mostró confiado en que su equipo empiece a revertir esta situación cuando antes y advirtió que estos últimos resultados negativos deben hacer ver al equipo la realidad de la competición.

"El mensaje lo tenemos claro. Cuando dije que estábamos un metro por encima del suelo es porque después del Elche (victoria 3-0) nos creímos que iba a ser así toda la temporada. Es bueno creer que somos mejores de lo que somos, pero en el momento que nos acomodamos conseguimos menos de eso o nada", señaló.

"El año pasado, cuando nos dieron una torta, nos vino bien. Esto es Primera y es una competición de gran nivel. Imagínate cuando creamos que podemos competir al ochenta por ciento. Nos pasarían por encima todos", concluyó.