Más de 4.000 rojiblancos, en la jornada de puertas abiertas en el Calderón

Los aficionados, con mayoría de niños, acudieron a ver a sus ídolos aprovechando las vacaciones escolares

deportes

| 04.01.2017 - 14:34 h
REDACCIÓN

Unos 4.000 aficionados acudieron al entrenamiento abierto al público que el Atlético de Madrid tuvo en el estadio Vicente Calderón, una sesión de recuperación para los titulares del partido de Copa del Rey en Las Palmas y trabajo para los suplentes.

Los reservas del partido contra Las Palmas, con victoria 0-2 para encarrilar el cruce de octavos de final, trabajaron durante una hora sobre el césped del Calderón; mientras que los titulares de ayer tuvieron sesión en el gimnasio y saltaron al campo durante quince minutos a realizar carrera continua.

MAYORÍA DE NIÑOS

El cuerpo técnico encabezado por el argentino Diego Simeone no pudo contar con los lesionados de larga duración, el argentino Augusto Fernández y el esloveno Jan Oblak; y tampoco con el portugués Tiago Mendes, con problemas en la rodilla, el belga Yannick Carrasco, lesionado en el tendón de Aquiles, ni el ghanés Thomas Partey, que se marchó con su selección a la Copa África.

El entrenamiento tuvo una primera parte física, rondos y trabajo específico para atacantes como Fernando Torres, los argentinos Ángel Correa y Nico Gaitán; y concluyó con un partido en medio campo con siete jugadores de campo por conjunto, en el que se pudo ver un gol del 9 rojiblanco, aplaudido por los aficionados.

Los seguidores rojiblancos, con mayoría de niños que acudieron a ver a sus ídolos aprovechando las vacaciones escolares, ocuparon la parte baja de la grada lateral del estadio del Manzanares. Los socios tenían acceso libre, mientras que los no socios tuvieron que pagar 10 euros por la entrada, 5 en el caso de los menores de 12 años.

'EL ESCUDO NO SE TOCA'

Además de corear al cuerpo técnico y los jugadores, un sector de aficionados desplegó una pancarta con el lema El escudo no se toca, en referencia a la modificación anunciada el pasado mes de diciembre cuando se reveló el nombre del nuevo estadio Wanda Metropolitano.

Sobre el césped también estuvieron uno de los hijos del entrenador Diego Simeone, Giuliano, además los hijos de futbolistas como el brasileño Filipe Luis o Gabi Fernández. En las gradas estuvo el exjugador rojiblanco Álvaro Domínguez, que recientemente anunció su retirada del fútbol por lesión y fue coreado por los aficionados, además del consejero del club Clemente Villaverde.

La mañana terminó con el lanzamiento de balones firmados por los jugadores a la grada y la firma de autógrafos, con Simeone y Koke Resurrección como los más solicitados por los aficionados que acudieron hoy al Calderón. EFE