Los nueve ultras del Legia detenidos en Madrid no podrán abandonar España

Quedan en libertad con cargos pero se les retira el pasaporte

El Legia de Varsovia anula los desplazamientos de sus aficionados por Europa tras los incidentes en Madrid

Ultras del Legia

deportes

| 20.10.2016 - 12:25 h
REDACCIÓN

Nueve de los trece ultras del Legia de Varsovia detenidos en Madrid por los incidentes que provocaron durante su estancia en la capital con motivo del partido de Liga de Campeones ante el Real Madrid disputado el pasado martes han quedado en libertad tras declarar ante la Justicia, pero no podrán abandonar España hasta que se celebre el juicio.

Se trata de nueve de los diez que fueron detenidos por causar altercados el día del partido, mientras que otros tres seguidores radicales que pegaron y robaron a las camareras de un bar del distrito de Latina de Madrid en la noche previa al encuentro pasarán previsiblemente hoy a disposición judicial.

Estos nueve detenidos -siete declararon ante el titular del Juzgado de Instrucción número 53 y los otros dos ante el del 49- han quedado en libertad, si bien ambos juzgados han impuesto a los investigados la medida cautelar de retirada del pasaporte y prohibición de abandonar el Estado español hasta la celebración del juicio.

En los incidentes causados por los ultras resultaron heridas doce personas, tres de ellas policías -dos nacionales y uno municipal- pero ninguna grave. Entre los detenidos, figura un conocido líder de una de las facciones de estos ultras, al que la Policía reconoció en una grabación durante los disturbios ocurridos en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu.

EL LEGIA ANULA LOS VIAJES DE SUS AFICIONADOS

El Legia de Varsovia ha anunciado la cancelación de los viajes de sus aficionados a los encuentros de competición europea que realicen, una decisión fomentada por los numerosos incidentes que tuvieron lugar este martes en Madrid antes y después del encuentro de Liga de Campeones que albergó el Santiago Bernabéu.

"Los acontecimientos de ayer significan el fin de los viajes al extranjero para partidos europeos de forma unilateral", relató el portavoz del club, Seweryn Dmowsky, dolido por los altercados que protagonizaron sus ultras y que desembocaron en la detención de 13 de ellos.

A su llegada a Varsovia, el representante de la entidad polaca convocó además una rueda de prensa en la que explicó el punto de vista del club sobre la situación y negó que la UEFA hubiera tenido relación con esta acción tomada.