Los Bulls sorprenden a los Heat

129-127. Ginóbili salvó a los Spurs y le robó el protagonismo a Curry

deportes

| 07.05.2013 - 09:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una vez más los Bulls de Chicago, liderados por el base Nate Robinson, sorprendieron a los Heat de Miami al ganarlos a domicilio 86-93 en el primer partido de semifinales de la Conferencia Este y quitarles la ventaja de campo.

Robinson, que en la primera parte sufrió un corte en la cabeza que requirió de seis puntos de sutura, en la segunda se vengó en el campo al anotar 24 de los 27 puntos que consiguió en el partido.

James fue el líder de los Heat al conseguir 24 puntos (8-17, 1-3, 7-9), ocho rebotes, siete asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón, pero falló los tiros decisivos en la recta final del partido como el resto del equipo.

Los Bulls como equipo tuvieron 44 (31-71) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 39 (7-18) de triples, comparados al 40 (31-78) y 29 (7-24), respectivamente, de los Heat, que también perdieron el duelo bajo los aros con sólo 32 rebotes por 46 de Chicago.

El pívot Joakim Noah fue junto a Butler decisivo en el juego bajo los aros al aportar un doble 13 puntos, 11 rebotes, cuatro asistencias, dos recuperaciones de balón y un tapón.

"Tenemos que darle crédito a los Bulls y en especial a Robinson, que es un anotador nato", declaró el base de los Heat, Mario Chalmers, que aportó cinco tantos y perdió el duelo individual.

VICTORIA DE SAN ANTONIO

El veterano escolta argentino Manu Ginóbili volvió a ser la gran figura salvadora de los Spurs de San Antonio al anotar un triple a falta de tres segundos de la segunda prórroga del primer partido de semifinales de la Conferencia Oeste que ganaron por 129-127 ante los Warriors de Golden State.

La genialidad encestadora de Ginóbili permitió a los Spurs mantener la ventaja de campo y ponerse 1-0 en la serie al mejor de siete partidos. La acción de Ginóbili, que aportó un doble-doble de 16 puntos (5-20, 2-9, 4-5): "No he tenido mi mejor inspiración encestadora, pero mantuve la confianza de hacer el triple que decidió nuestro triunfo y eso es lo importante", declaró Ginóbili al concluir el partido. "Ha sido muy duro la remontada que logramos, pero eso nos hará ser mejor equipo en los próximos encuentros".

El triunfo de los Spurs se dio a pesar del magistral partido que jugó el base Stephen Curry de los Warriors, que logró un doble-doble de 44 puntos anotó 44 puntos (18-35, 6-14, 2-2), capturó cuatro rebotes y recuperó dos balones.