"La EPO y la hormona del crecimiento pueden acelerar el cáncer"

Cuarta semana del juicio de la Operación Puerto

Un experto describe los efectos nocivos de los medicamentos que tenía Fuentes

deportes

| 18.02.2013 - 16:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los medicamentos intervenidos en 2006 en el piso de la calle Caídos de la División Azul utilizado por el médico Eufemiano Fuentes pueden causar, fuera de los usos indicados para ellos, desde el aumento del riesgo cardiovascular hasta la esterilidad y el desarrollo de tumores, entre otros efectos nocivos.

Así lo ha asegurado en el juicio de la Operación Puerto el técnico de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios Manuel Ibarra Lorente, que como inspector farmacéutico redactó un informe sobre los medicamentos intervenidos a Fuentes, entre los que había muchos prohibidos por las autoridades deportivas.

Ibarra ha señalado que en el piso de Caídos de la División Azul se encontraron esteroides, anabolizantes y hormonas, entre otros medicamentos, algunos de ellos no autorizados en España, lo que según el experto significa que no hay garantías sobre sus condiciones de fabricación ni sobre la calidad de su principio activo.

"Estos medicamentos, fuera de los usos legalmente autorizados, tienen efectos perjudiciales, no solo si se toman en dosis superiores a las indicadas, sino también si se combinan entre sí", ha asegurado el experto.

ESTERILIDAD, TUMORES, ETC

Algunos de los medicamentos incautados, como la EPO, eran desde 2005 de uso exclusivamente hospitalario por decisión de la Agencia de Medicamentos, lo que según Ibarra obedecía, entre otros motivos, a que se había detectado su uso no autorizado en personas sanas.

"El uso hospitalario se decide cuando se considera que el medicamento debe prescribirse realizando un mayor seguimiento del paciente, por los riesgos que conlleva", ha dicho el perito.

Entre los riesgos que el consumo de EPO puede tener en personas sanas, el experto ha citado el aumento de los niveles de glucosa en sangre, acromegalia -crecimiento anormal de la mandíbula, la lengua u otros órganos-, hipertensión intracraneal y el desarrollo de tumores.

Sobre los peligros del consumo de anabolizantes y esteroides, Ibarra ha declarado que pueden causar esterilidad, virilización en las mujeres, cese prematuro del crecimiento, aumento del riesgo cardiovascular y producción de tumores.

Además, ha dicho que también tienen efectos sobre el comportamiento, ya que inducen a la euforia y producen irritabilidad.

En el piso de Caídos de la División Azul se encontró asimismo IGF-1 o factor de crecimiento, del que Ibarra ha destacado que en 2006 su uso era todavía muy escaso porque "no estaba avalada su eficacia".

"¿Se considera inaceptable el uso de un medicamento cuando su eficacia fuese baja o se destinase a personas sanas?", le ha preguntado el abogado que ejerce la acusación en nombre del exciclista Jesús Manzano, a lo que el perito ha respondido que "por supuesto", y ha añadido: "Todos los medicamentos tienen riesgos, incluso si están autorizados".