El desafío histórico del Madrid ante el desquite del Atlético

Partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones (20:00, Onda Madrid)

Zidane: "¿Portería a cero? Lo importante es marcar un gol más"

Simeone: “Nos vamos a enfrentar dos equipos muy importantes”

Cerezo: "Siempre tengo buenas sensaciones con este equipo"

El Atleti jugará de negro

deportes

| 02.05.2017 - 09:28 h
REDACCIÓN

Las semifinales de la Liga de Campeones devuelven a la gran escena del fútbol europeo un derbi madrileño que dio el salto para convertirse en duelo por ser campeón de Europa, entre un Real Madrid que desea ser el primer equipo que reedita éxito y un Atlético incansable en la búsqueda del título.

Real Madrid y Atlético de Madrid se ven las caras por cuarto año consecutivo en la Liga de Campeones. Duelos repletos de igualdad que deciden pequeños detalles. Dos de las tres últimas finales del torneo más prestigioso del mundo a nivel de clubes y unos cuartos de final dan forma al éxito reciente madridista y las lamentaciones rojiblancas tras acariciar el título.

CON EL RECUERNDO DE LISBOA Y MILÁN

El fútbol siempre ofrece la oportunidad de revancha y nuevamente aparece para los de Simeone. Zinedine Zidane prohíbe a sus jugadores pensar en las finales de Lisboa y Milán que dieron al club blanco la décima y undécima copas de Europa ante el Atlético en 2014 y 2016. Ni en la eliminatoria de cuartos que decidió en 2015 un tanto del mexicano Chicharito Hernández.

Centrado en el presente, en la búsqueda de un doble reto histórico, ser el primero que conquista dos años seguidos el torneo continental desde que se denomina Liga de Campeones y conseguir un doblete con la Liga que no consigue desde 1958, el Real Madrid hace un llamamiento a la fuerza de la grada del Santiago Bernabéu en las noches europeas para la última de la temporada.

En el campo, Zidane busca una nueva variante para intentar aportar luz a los entramados tácticos en los que siempre caen los duelos ante Diego Simeone. La entrada de Isco por la lesión muscular de Gareth Bale es una apuesta por el fútbol de fantasía, una opción para huir de la exigencia a la que traslada cada duelo el Atlético en los derbis. La búsqueda del arte intentando escapar de la disciplina.

SIN BALE, PERO CON ISCO

El Real Madrid buscará goles, con Cristiano Ronaldo en racha tras firmar cinco decisivos en los cuartos de final, y no encajar. El equipo blanco recibió tantos en todos esta campaña, hasta en los encuentros frente al modesto Legia o el Sporting de Portugal. Su verdadera Champions comenzó en los cruces, mostrando su potencial frente a Nápoles y Bayern Múnich.

Zidane modificará el sistema, sin tener que convertir en inamovible el 4-3-3 por la baja de Bale y encontrando en un 4-4-2 con libertad de movimientos para Isco en la media punta un dibujo con el que intentar romper la igualdad que marca cada derbi. Lo hizo en el Vicente Calderón y el resultado fue bueno para sus intereses.

En un duelo de la grandeza de las semifinales no habrá debate entre el equipo A y la segunda unidad.

VUELVE VARANE A LA DEFENSA

Al equipo de gala regresa Raphael Varane para ser la pareja en el centro de la defensa de Sergio Ramos, con Dani Carvajal y Marcelo como la pareja de laterales del momento. Keylor Navas en la portería buscando la reivindicación continua ante los rumores. Un centro del campo intocable pese al bajo momento físico de Kroos, que jugará junto a Casemiro y Luka Modric. Y dos puntas como Cristiano y Benzema.

El Real Madrid está en su séptima semifinal consecutiva -récord en la historia de la Liga de Campeones-, con pleno de alegrías en Europa siempre que se midió al Atlético, pero son datos que no mira, como los resultados de su rival en Liga en el Bernabéu en los últimos años o que de las siete últimas semifinales tan solo superó dos, aunque está invicto en sus cinco últimos partidos en casa en esta ronda.

Enfrente, el Atlético mantiene su insistencia en la Liga de Campeones, con la final a la vista de dos partidos, de nuevo topándose contra el Real Madrid, el protagonista de sus traumas más impactantes de los cinco años y medio de la era Simeone, las dos finales perdidas de la Liga de Campeones, una en la prórroga y otra, la última, en los penaltis.

EL ATLETI, CON ÁNIMO DE REVANCHA

No hablan de revancha por ese hecho en el Atlético, pero está ahí latente, como también la única eliminación antes de la final del equipo rojiblanco con el técnico argentino en la máxima competición europea, en los cuartos de final de la campaña 2014-15, también frente al conjunto blanco, ganador por un ajustado 1-0.

De nuevo en la persecución incansable de la Copa de Europa, el título que le faltan al club y a Simeone, se cruza el 'eterno' rival. El Bernabéu es la primera parada. La duda está en cuál será el plan ¿El rigor defensivo y táctico de siempre, un cambio de registro en busca del gol o los dos dependiendo del momento? Un tanto fuera es incalculable en una eliminatoria como esta.

Lo último es lo más probable en el conjunto rojiblanco, armado para el choque por un 2017 que se parece poco a los últimos meses de 2016. Entonces entró y salió de una crisis; ahora se ha reafirmado con resultados, goles, porterías a cero y cualidades tradicionales.

IMPOLUTO A DOMICILIO

No ha perdido ninguno de sus 15 encuentros como visitante desde el parón navideño -su última derrota fuera de casa se remonta al 12 de diciembre en Villarreal (3-0)-; sólo ha caído en dos de sus últimos veinte choques oficiales y en cuatro de los últimos treinta y ha ganado nueve de sus trece duelos más recientes, el más cercano el pasado sábado por 0-5 a Las Palmas en el estadio Gran Canaria.

Ni siquiera las lesiones en determinados puestos han frenado la recomposición de la fiabilidad, regularidad y firmeza en 2017 del Atlético, que ha recuperado su solidez defensiva. Desde la vuelta, por ejemplo, del esloveno Jan Oblak, el equipo ha dejado su portería a cero en nueve de sus quince choques. Es el reto también mañana.

Para la visita al Santiago Bernabéu, donde resume sus últimos seis desplazamientos allí con tres victorias, dos empates y una derrota, el once está pendiente de Yannick Carrasco y Sime Vrsaljko. El primero ya se entrena con el grupo tras un esguince de clavícula y el segundo, que encadena un mes y medio de baja, apura su puesta a punto, pero ninguno de los dos tiene aún el pertinente alta médica.

SIN LATERAL DERECHO

A falta del entrenamiento vespertino, el belga sí apunta al once o, en su defecto, a la convocatoria. El croata, mientras, es duda en el lateral derecho; una posición en la que no están disponibles ni Juanfran Torres ni José María Giménez, la solución que había empleado Simeone los últimos tres duelos. Ambos son baja por lesión.

El técnico afronta una nueva reinvención en el lateral derecho. Stefan Savic, Thomas Partey o Lucas Hernández son las alternativas, también, incluso, un cambio de sistema, para un once que coincidirá con la alineación tipo en muchos de sus nombres: Oblak, Savic, Godín, Filipe Luis, Gabi, Saúl, Koke, Griezmann y, probablemente, Kevin Gameiro, de vuelta a la titularidad el sábado con dos goles.

ALINEACIONES PROBABLES:

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco; Cristiano Ronaldo y Benzema

Atlético de Madrid: Oblak; Savic, Godín, Lucas, Filipe; Carrasco o Gaitán, Gabi, Saúl, Koke; Griezmann y Gameiro

Árbitro: Martin Atkinson (Inglaterra)

Estadio: Santiago Bernabéu

Hora: 20:45 (Onda Madrid)