2-0. El Rayo aboca al Getafe a sufrir hasta el final

Los goles de Manucho y Miku impiden la permanencia matemática de los azulones

Lago y Aquino, expulsados tras una agresión a puñetazos del futbolista del Getafe

Jémez: "Nuestra obligación es ganar los puntos que quedan. Queremos ser séptimos o al menos octavos"

Pablo Franco: "El sentimiento ahora es que contra el Eibar hay una final"

Pedro León cumple en Vallecas 200 partidos en Primera División

deportes

| 11.05.2015 - 22:03 h
REDACCIÓN

El Getafe CF ha malgastado otra oportunidad de asegurar su salvación matemática en Primera División, tras perder en su visita a Vallecas (2-0) ante un Rayo que, gracias a los goles de Manucho y de Miku, se ha adjudicado la victoria en el último encuentro de la trigésima sexta jornada de la Liga BBVA.

Los getafeños, decimoquintos con 36 puntos, continúan con cinco de ventaja sobre el descenso pero no respiran tranquilos; su mala cosecha en el derbi madrileño significó encadenar una racha de seis partidos sin ganar, con un empate y cinco derrotas consecutivas. Por su parte, el Rayo cortó su dinámica al amarrar un triunfo tres jornadas después.

MARCA MANUCHO

El conjunto rayista mostró más dominio durante un primer tiempo sin mucha historia hasta el minuto 28, cuando Manucho inauguró el marcador con algo de fortuna. Un centro de Emiliano Insúa desde el flanco izquierdo propició que el goleador, a medias con el defensa Emiliano Velázquez, batiese con su poco ortodoxo zurdazo al portero visitante Vicente Guaita.

El Getafe había alcanzado el descanso por detrás en el tanteador y con escaso bagaje en ataque, tan solo maquillado con un lejanísimo disparo de Diego Castro en los primeros compases del duelo. Su media volea se marchó, por poco, por encima del larguero local; y esa fue la única ocasión en la que se turbó la serenidad del guardameta David Cobeño, quien sí estuvo más atareado tras la reanudación.

MIKU SENTENCIA

La segunda mitad exhibió una mayor cantidad de vaivenes, con el Rayo fiel a su concepto ofensivo y con los azulones obligados a mejorar prestaciones si pretendían sacar tajada. Tras merodear el área de Cobeño con un par de lances intrascendentes, los pupilos del técnico Pablo Franco llegaron a igualar la contienda a los 63 minutos; pero el tanto de Juan Rodríguez, de cabeza y a bocajarro, fue anulado por fuera de juego al remachar el pase previo de Diego Castro.

Casi a renglón seguido, el conjunto dirigido por Paco Jémez asestó un segundo golpe a los getafeños, firmando el 2-0 por mediación de Miku. El delantero franjirrojo se benefició de una bonita jugada colectiva de sus compañeros, quienes al borde de área rival enlazaron un par de paredes para luego asistir al venezolano; Miku dio media vuelta y conectó un fuerte remate con su pie diestro, cruzando el balón ante Guaita y perforando sus redes.

El equipo azulón acusó tal tesitura y, hasta el pitido final, ya fue incapaz de neutralizar a un Rayo que, con la permanencia asegurada y viendo de soslayo la séptima plaza liguera, logró ampliar su gran estadística frente a su vecino madrileño: siete victorias en ocho enfrentamientos en la máxima categoría del fútbol español.