Los reyes y el presidente argentino inauguran ARCO

cultura

| 23.02.2017 - 13:43 h

Los Reyes Felipe VI y Letizia han inaugurado oficialmente este jueves 23 de febrero la 36 edición de ARCO, siendo ésta la tercera vez que acuden en calidad de monarcas a la feria de arte, acompañadas por el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y la primera dama, Julia Awada.

A diferencia de los años anteriores, la visita de los Reyes se ha adelantado cerca de una hora, para dar comienzo a las 10.30. Felipe y Letizia han sido los primeros en llegar a Ifema, donde tiene lugar la feria, para recibir al presidente argentino y a la primera dama.

Pese a coincidir con los momentos previos en que se daba a conocer si habrá o no medidas cautelares contra Urdangarin por el caso Noos, los monarcas se han mostrado en todo momento relajados y han mantenido la sonrisa durante gran parte de su visita.

Acompañados por otras autoridades como el ministro de Cultura, Educación y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, los Reyes han hecho un recorrido de prácticamente una hora en el que se han interesado por galerías nacionales e internacionales, con especial interés en el arte argentino --país invitado este año--.

La expectación que ha generado su visita ha sido grande e incluso ha llevado a complicar la labor de algunos galeristas que veían 'invadido' su stand tanto por curiosos como por algunos periodistas que acompañaban a la comitiva, lo que ha provocado alguna queja.

Entre las galerías en las que más tiempo ha pasado la comitiva se encuentra la de Juana de Aizpuru, primera directora de la feria, quien ha explicado en declaraciones a Europa Press que la visita tanto de los Reyes como de los presidentes argentinos ha sido "entrañable". "Ha sido una visita preciosa, hemos estado charlando como amigos", ha añadido.

A pesar de ser la última en el recorrido, De Aizpuru ha celebrado el interés mostrado por los dirigentes, en especial Felipe VI, quien se ha interesado por una pieza de Jordi Colomer "hecha de un material poco habitual". No obstante, también ha apuntado que la primera dama argentina "ha demostrado que es coleccionista y está muy interesada en el arte".

UNA PAREJA "SEXY"

Otra de las visitas que ha ocupado más tiempo a los monarcas ha sido la del stand de Jér¶me Poggi, quien ha calificado con humor a la pareja real como "sexy". "Son magnéticos y carismáticos, muy profesionales y me ha llamado la atención cómo el Rey se interesaba por lo que le contábamos: muy profesional", ha explicado.

Esta galería francesa tenía obra de Anna-Eva Bergman, una artista de los años 60 eclipsada por su marido Hans Hartung que ahora recupera visibilidad y con "una estrecha relación" con España. De hecho, uno de los cuadros en que los Reyes han prestado su atención ha sido 'Madrid', particular visión de la capital madrileña.

En Meesen De Clerq, la pintura del español José María Sicilia ha captado la atención de los Reyes, gracias a la serie 'La locura del ver'. Una de las primeras galerías dentro de la visita ha sido la argentina Rolf Art, en la que se han interesado por la obra fotográfica de Liliana Maresca, que ya fue exhibida parte en el Reina Sofía.

"Han estado muy elegantes y han mostrado gran interés en una figura como la de Maresca, que da cuenta de la Historia de nuestro país", ha destacado en declaraciones a Europa Press Florencia Giordana Braun, directora de la galería.

VISITA AL ARTE ARGENTINO

Posteriormente, los monarcas, acompañados siempre de Macri y su esposa Juliana, se han adentrado por diversas galerías argentinas agrupadas con motivo de la invitación al país latinoamericano en esta edición. A pesar de visitar rápidamente cada stand, han hecho un alto en el camino para detenerse en la galería de Ignacio Liprandi, con obra de Cecilia Szalkowicz y Pablo Acinelli.

Los Reyes también han pasado por el stand de Bienal Sur para conocer este proyecto de arte contemporáneo y han visitado Arco Kids, un taller de arte para público infantil donde han jugado con algunos niños.