El teatro Nuevo Apolo suspende indefinidamente su programación

El teatro Nuevo Apolo suspende indefinidamente su programación
Precintado este jueves por el ayuntamiento |Archivo

El juez ha desestimado adoptar las medidas "cautelarísimas" solicitadas por los empresarios del histórico teatro Nuevo Apolo ante la decisión del Ayuntamiento de Madrid de cerrarlo, por lo que se suspende indefinidamente la programación de la sala, según han explicado a Efe fuentes del teatro.

El Consistorio madrileño ordenó ayer el cierre del teatro, que fue precintado por la Policía Municipal, atendiendo a la denuncia presentada hace dos años por un vecino de uno de los edificios colindantes con el histórico inmueble por "molestias acústicas" derivadas de su actividad.

Sin embargo, el resto de los residentes, incluidas las inquilinas a las que el vecino denunciante tiene alquilado su piso, han suscrito un documento en el que expresan su deseo de que el teatro "no cese su actividad", según los responsables de la sala.

"A las 15.30 de hoy el juez no ha aceptado las medidas cautelarísimas y el Ayuntamiento mantiene el cierre del teatro", señala hoy en una nota Summum Music para explicar la suspensión de su programación para "las próximas semanas".

El cierre, explica la empresa, "está basado en una normativa de Medio Ambiente del año 2011 que obliga a un aislamiento sonoro de 80 decibelios, algo que edificios como el del Nuevo Apolo, más de 80 años de historia, no cumple".

"Contamos con la aprobación de todos los vecinos por escrito afirmando que el teatro no supone ninguna molestia, todos excepto un propietario, que exige que se cumpla la normativa de aislamiento acústico (80 decibelios) y no la de transmisión (35 decibelios) que ya cumplimos".

Dudan, dicen, que ese aislamiento acústico, "absolutamente innecesario e imposible de cumplir", lo tengan, por ejemplo, el teatro Español o el Circo Price, ambos municipales.

"La gravedad de la situación viene generada por la irresponsabilidad y falta de sensibilidad que supone crear y aplicar una normativa que no tiene ninguna ciudad en España y que es imposible de cumplir por ningún recinto, a no ser que sea de nueva construcción", lamentan sobre el "callejón sin salida" en el que se encuentran.

El teatro Nuevo Apolo, abierto en la plaza de Tirso de Molina de la capital desde hace 82 años, ha acogido recientemente un concierto de la artista americana Joan Baez, el cantautor cubano Pablo Milanés o un tributo al artista Paco de Lucía, además de varias obras de teatro y musicales.