Lina Morgan recibe un multitudinario adiós en su última función

Lina Morgan se ha despedido hoy de su multitudinario público. Ha echado el telón de su última función en el Teatro La Latina, en el Madrid castizo, su casa, el lugar por el que esta gran actriz cómica luchó y en cuyos escenarios representó tantos éxitos y taquillazos.

La actriz, vedette y empresaria, fallecida a los 78 años -y quien se coló en las televisiones españolas, cuando eran en blanco y negro y luego en color con "Hotel Royal Manzanares" en los 90-, ha recibido a lo largo de la tarde de hoy el cariño de su público, de sus compañeros, de políticos y de gente anónima que han querido agradecerle tantas sonrisas y buenos momentos con ese humor blanco que la caracterizaba.

Desde que a las 16:30 horas se abrió la capilla ardiente con sus restos mortales en el Teatro La Latina, del que fue propietaria y que vendió en 2011 al productor Jesús Cimarro y a la productora catalana Focus, decenas y decenas de personas han hecho cola para dar su último adiós a "La tonta del bote", a la antiheroína, a la cómica que siempre decía que le hubiera gustado ser Shirley MacLaine.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáinz de Santa María; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, o Concha Velasco se han acercado a dar su último adiós a esta actriz generosa con los más necesitados, como ha comentado el padre Ángel, de la ONG Mensajeros por la Paz, quien ha señalado que él era el heredero universal del cariño de la actriz.

Pero también han acudido la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; el arzobispo de Madrid, Carlos Osorio; Enrique Cerezo; Ana Obregón; Joaquín Kremel, Rosa Valenty o Máximo Valverde, entre otros.

El ataúd con los restos mortales de la actriz ha estado situado en medio del escenario cubierto con una bandera de España y otra de la Comunidad de Madrid. Detrás, en una pantalla a su espalda se proyectaban fotografías y fotogramas de sus películas y series.

El tutor y asistente de Lina Morgan, Daniel Pontes, el productor Jesús Cimarro y el padre Ángel han estado velando constantemente el cuerpo sin vida de la actriz, mientras que decenas de admiradores, algunos llorando, pasaban frente al féretro y otros muchos ocupaban el patio de butacas por donde estaban distribuidas las decenas de coronas, que también asomaban por los palcos.

Coronas enviadas desde todos los estamentos, hasta desde asociaciones de barrios.

Y es que Lina Morgan, una vedette atípica que suplía su falta de estatura con su buen hacer, su vis cómica, sus caras y sus cruces irrepetibles de piernas, siempre gozó del cariño del público; por eso hoy decenas de admiradores han hecho cola soportando el calor del foro, como han podido.

Como una de las primeras personas en llegar, al mediodía, una mujer de 77 años que, pese a haber sufrido ocho operaciones, no ha querido dejar de despedirse de quien fue una de sus actrices favoritas, como ha explicado.

Pero desde que poco antes de las doce del mediodía Daniel Pontes, comunicara a Efe el fallecimiento de la actriz en su casa madrileña, tras una larga enfermedad, las redes sociales también han sido la plataforma para que compañeros, amigos, periodistas y admiradores le rindieran homenaje.

Un homenaje que se ha convertido en el tema más comentado en Twitter en el ámbito mundial, en primera tendencia en España. Desde el presidente Mariano Rajoy, hasta Esperanza Aguirre; Rafael Hernando; Teresa Rodríguez; Toni Cantó; Álex de la Iglesia; Carlos Latre, Eva Hache o José Manuel Parada, han dejado sus condolencias en la red.

En los últimos tiempos, no quería ser vista por nadie, por decisión propia, según ha comentado Concha Velasco, quien también ha dicho que Lina tenía muy buenos amigos.

Lina Morgan perdió a su hermano José Luis en 1995, quien también era su representante, y a su hermana Julia, en 2012; dos golpes de los que nunca se recuperó.

Será velada hasta la medianoche en el teatro, donde aún se guardan largas colas. Después será incinerada en la intimidad, según el padre Ángel.

ACTORES Y POLÍTICOS ENSALZAN A LA MEJOR CÓMICA DE ESPAÑA

La muerte de Lina Morgan ha conmocionado al mundo del espectáculo, especialmente al ámbito teatral, cuyos miembros han destacado la figura de la actriz como una de las más grandes del difícil arte de la comedia, además de su generosidad y su faceta como empresaria al frente del Teatro La Latina de Madrid.

Uno de sus grandes amigos fue el empresario y productor teatral Jesús Cimarro, que le compró el Teatro La Latina en 2011, y que ha dicho a Efe que "es una de las pocas actrices que ha conseguido aunar a muchísimas generaciones de público, que se la conozca por sus papeles cómicos y que todo el mundo la respete".

Con Raúl Sender compartió tablas y amistad, por lo que hoy la recordaba como "una amiga entrañable, generosa, cariñosa, gamberra en su casa, de pocos amigos. Ella se resguardaba mucho, era muy celosa de su intimidad, se entregaba a muy poca gente".

A ese escogido grupo de amigos también perteneció Concha Velasco, para quien la fallecida fue "un ejemplo" en la vida: "Ha sido una luchadora nata, siempre haciendo dos funciones, siempre trabajando. Yo en realidad siempre he querido ser Lina Morgan, en el buen sentido de la palabra".

Y al empresario José Luis Moreno le deben los espectadores de televisión las postreras actuaciones de Lina Morgan: en la serie "Aquí no hay quien viva" y en dos especiales navideños, el último en 2012). "Ha logrado lo que muy pocos consiguen hacer: unir carcajadas y ternura a raudales, lo máximo a lo que puede aspirar alguien que se dedique al dificilísimo arte de la comedia", ha dicho a Efe.

La protagonista de películas como "La tonta del bote" y series como "Hostal Royal Manzanares" fue también muy generosa, faceta que la conectó con otro de sus amigos, el padre Ángel, ya que fue madrina de Mensajeros por la Paz. "Era de aquellos seres que toda familia hubiese querido tener en casa", ha resumido.

Para Ana Obregón fue su "maestra, ejemplo y amiga" y le apena que "en vida no le hicieran el mensaje que se merecía" y para Máximo Valverde, con quien también trabajo, "ha sido la mejor de todos los tiempos".

"En cualquier otro país sería considera como Chaplin", ha apuntado Rosa Valenty a los periodistas a su llegada a la capilla ardiente, mientras que Alberto Closas Jr., la ha despedido con las palabras de la canción con las que cerraba sus espectáculos: "Gracias por venir, gracias por nacer y por haber hecho lo que hiciste por el mundo del teatro".

La Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos de España (Amithe) ha emitido un comunicado ensalzando a la "cómica del pueblo" y "una las figuras clave del siglo XX del cine y del teatro popular español", mientras que la Academia de Televisión destacaba que "fue una actriz excepcional que mantuvo en todo momento sus compromisos con la profesión".

Felipe VI y la Reina Letizia y don Juan Carlos y doña Sofía han enviado sendos telegramas de pésame a los allegados a Lina Morgan, en los que expresan sus condolencias por el fallecimiento de la actriz.

También el ámbito político se ha sumado a las condolencias y elogios. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recurrido a Twitter para decir: "Nos deja una figura irremplazable, Lina Morgan; nos hizo reír y llegó al corazón de todos. No la olvidaremos. Mis sentidas condolencias".

En nombre del Gobierno ha acudido a la capilla ardiente su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, para rendir homenaje "a una mujer que para muchas generaciones era como de casa" y también a "una emprendedora a la que no se le ponía nada por delante, una empresaria que empezó desde abajo y con sus propios medios compró un teatro en una época difícil para las mujeres".

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha alabado su "larga y fructífera carrera profesional en el teatro, la revista, la comedia musical, el cine y la televisión", así como su "exitosa" faceta como empresaria teatral, que le llevó "a relanzar en los años ochenta el Teatro La Latina".

Desde este Ministerio, el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, ha lamentado la pérdida de quien "no solo ha sido una actriz de teatro, sino una mujer con una pluralidad de registros artísticos extraordinaria", pues fue actriz de cine, teatro, revista y "una de las grandes humoristas de nuestro país".

También acudió al teatro el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para quien Lina Morgan fue "una trabajadora y gran artista, que triunfó no sólo como actriz de cine, teatro y televisión, sino también como mujer empresaria, porque fue una pionera del mundo empresarial del arte y la cultura".

Lo mismo hizo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien ha dicho de la artista que "ha formado parte de las familias españolas y ha sido un personaje reconocido de forma unánime".

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha expresado en las redes sociales sus condolencias por "una gran actriz y empresaria, una gran madrileña y una gran española".