Pablo Casado, derrotado: "El resultado ha sido muy malo"

Pablo Casado, derrotado: "El resultado ha sido muy malo"

El PP ha obtenido los peores resultados de su historia en unas elecciones generales. Con una pérdida de 3 millones de votos respecto a los últimos comicios y más de 6 millones respecto a la mayoría absoluta que obtuvo Mariano Rajoy en 2011, la formación de Pablo Casado es la segunda fuerza, con 4,2 millones de votos y 66 diputados.

Su presidente, Pablo Casado, ha reconocido los malos datos en rueda de prensa: "El resultado ha sido muy malo", ha dicho, después de felicitar a Pedro Sánchez y al PSOE por su victoria. Sin embargo, ha advertido: "Espero que pueda llegar a acuerdos de gobernabilidad sin los independentistas".

Casado ha asegurado que se van a poner a trabajar "desde ahora" para recuperar el apoyo perdido, "liderando el espacio de centro de derecha, que, al fracturarse, se convierte en una opción difícilmente ganadora". Precisamente en el auge de Vox, que ha obtenido más de 2,6 millones de votos, se encuentra parte de la caída popular.

Menos de la mitad de votos y diputados

La caída popular es considerable teniendo en cuenta que ha perdido más de la mitad de porcentaje de voto (un 16% frente un 33% en 2016), que se ha traducido también en un retroceso en número de diputados de más del doble, 66 frente a los 137 que convertían al PP en la primera fuerza del Parlamento.

El PP no ha conseguido la victoria en ninguna comunidad autónoma, excepto en Navarra (donde ha acudido a estas elecciones junto con la antigua UPN bajo las siglas Navarra Suma), y en Melilla, donde ha obtenido el único diputado en liza.

Los populares se quedan por primera vez en su historia sin representación por Euskadi, y en Cataluña obtienen un único diputado.