El juez seguirá investigando a Rosell y Cases mantiene la querella

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz continuará investigando al expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell por el fichaje del jugador brasileño Neymar aunque se retirara la querella que el socio Jordi Cases presentó contra él en diciembre pasado.

Fuentes jurídicas han señalado este lunes que la causa incoada contra Rosell por un delito de apropiación indebida en su modalidad de distracción no se archivará porque existen indicios de delito que apuntan a que el fichaje del jugador brasileño provocó un perjuicio público.

En este sentido, señalaron que aunque el socio de la plataforma opositora a Rosell decidiera retirarse del procedimiento, la querella que presentó ya ha sido incorporada a la causa y forma parte de la misma.

LA FISCALÍA ACUSARÁ

De esta forma, la retirada de la querella tendría como única consecuencia que los querellantes dejarían de estar personados en le procedimiento aunque éste se seguiría instruyendo con la acusación del Ministerio Fiscal, que tendrá que pronunciarse sobre el escrito de Cases.

Fuentes fiscales señalaron a Europa Press que su intención es continuar con la acusación y esperar a la documentación solicitada por el juez para valorar si se pide la declaración como imputado del expresidente del FC Barcelona a fin de que explique si existió "simulación de contratos" en el fichaje del brasileño.

En un auto dictado el pasado miércoles, el juez Ruz explicaba que de la documentación aportada por los querellantes, y muy especialmente por el propio club, se desprenden elementos suficientes para investigar los hechos, como había pedido la Fiscalía, "a fin de despejar los extremos relativos al fichaje del jugador brasileño", así como "la apariencia o no de posibles irregularidades con relevancia jurídico-penal".

El juez, que rechazaba la personación del Barça en la causa por no haber acreditado la existencia de un daño o perjuicio para la entidad, no veía "por el momento urgencia o necesidad" de llamar a declarar a Rosell como imputado hasta que no se practiquen las diligencias que se encuentran pendientes.

CASES NO RETIRA LA QUERELLA

El socio barcelonista Jordi Cases ha asegurado que mantendrá la querella contra el expresidente del Barcelona Sandro Rosell hasta que el club le garantice por escrito que no tomará acciones legales contra él y ha informado de que no la ampliará contra el resto de la junta directiva.

En una rueda de prensa, Cases ha admitido que se siente "saturado" por todo lo acontecido y ha comunicado que, si bien el vicepresidente del área social, Jordi Cardoner, le ha dado "su palabra" esta mañana de que no habrá represalias cuando retire la demanda, prefiere esperar a que el club lo formalice con un documento.

"Estoy muy tranquilo porque me han dado su palabra, pero hasta que no lo tenga por escrito no retiraré la querella", ha anunciado Cases en una comparecencia, de una hora de duración, acompañado por su abogado, Felipe Izquierdo.

Asimismo, ha negado que tenga intención de ampliar la querella al vicepresidente económico, Javier Faus, y al actual presidente, Josep Maria Bartomeu, de quien ha destacado su "buena actitud" para que el caso se cierre "cuanto antes mejor" por el bien de la entidad.