Rosell dimite; Bartomeu, presidente hasta 2016

Sandro Rosell ha explicado que su decisión de dimitir hoy como presidente del Barcelona es para preservar la imagen del club ante "ataques injustos", en referencia a la querella por apropiación indebida por el fichaje de Neymar.

Rosell ha denunciado, en una comparecencia sin preguntas, que "desde hace tiempo" tanto él como su familia han sufrido "en silencio amenazas y ataques" que le han hecho pensar "si ser presidente significa tener que poner en riesgo" a su familia.

"En los últimos días, una injusta y temeraria acusación de apropiación indebida ha desembocado en una querella contra mí en la Audiencia Nacional. Desde el primer momento he dicho que el fichaje de Neymar Junior es correcto y que la contratación ha provocado la desesperación y la envidia de algunos de nuestros adversarios", ha asegurado.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz admitió ayer a trámite la querella interpuesta por apropiación indebida por el fichaje de Neymar ya que podría haber respondido a "una simulación contractual", pero no cree "de urgencia" por el momento citar al querellado, el desde hoy expresidente del club, Sandro Rosell.

El exmandatario ha defendido que "el derecho de los socios a ser informados debe ser compatible con la defensa del club y la confidencialidad de algunas materias y hechos", en referencia a las cifras del fichaje del brasileño.

"Esta confidencialidad es esencial en el mundo del fútbol porque, en caso contrario, puede conllevar unos perjuicios para el propio club", ha agregado.

ORGULLOSO DE SUS TRES AÑOS DE MANDATO

El presidente se ha mostrado orgulloso de sus más de tres años de mandato y ha deseado suerte a su sucesor, Josep Maria Bartomeu: "Deseo lo mejor al nuevo presidente y pido a los socios que le den todo el apoyo".

Asimismo, ha repasado los "éxitos" de su mandato que, según ha dicho, "son el resultado de vencer en los terrenos de juego y superar innumerables obstáculos extradeportivos, políticos, externos y, lo que es peor, algunas veces de nuestro propio entorno", ha dicho.

En este sentido, ha defendido su liderazgo y gestión: "Al liderazgo deportivo mundial que arrancó con Ronaldinho en aquella final en París, y que continuó con los goles de Messi en Roma y Londres, se ha sumado una gestión económica eficaz, que nos ha permitido seguir siendo competitivos, reducir la deuda, recuperar y ampliar nuestro patrimonio".

Por último, ha defendido el proyecto de construcción de un nuevo estadio aprovechando la estructura del Camp Nou, una decisión que se someterá a referéndum el 5 ó 6 de abril.

"A esta situación hay que sumar la inmensa ilusión que representa la construcción de un nuevo campo sobre la base de nuestro mágico y legendario Camp Nou y que los socios deberán ratificar en el mes de abril en un referéndum", ha concluido.

BARTOMEU ASEGURA QUE LA "JUNTA" SE SIENTE FUERTE

El nuevo presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, ha asegurado que, pese a la dimisión del hasta hoy máximo mandatario del club, Sandro Rosell, la junta directiva se siente "fuerte" para cumplir el mandato hasta el año 2016.

Bartomeu ha asegurado, en la comparecencia en la que Rosell ha anunciado su dimisión, que se mostrará "firme, con exigencia y máximo respeto" ante todos los estamentos políticos, judiciales y deportivos en asuntos que afecten al club.

"El primer mensaje es anunciaros que seré presidente hasta el 2016. Nos sentimos fuertes. Fuimos la candidatura más votada en 2010 y lo haremos con la máxima ilusión y compromiso para mantener la excelencia. Hemos conseguido muchos objetivos y aún nos queda mucho por recorrer", ha afirmado en una comparecencia sin opción a preguntas por parte de los periodistas.

El a partir de hoy máximo mandatario del club ha dedicado palabras de agradecimiento a su antecesor: "Gracias por todo lo que has hecho. Estamos muy agradecidos. Nos sabe mal esta decisión. Ha sido un orgullo y un placer compartir junta (directiva) contigo".

Bartomeu ha pedido "apoyo" a los socios para que siga confiando "en el proyecto" y ha admitido que "todos los retos" siguen "vigentes", tanto el deportivo, como el patrimonial con la construcción de un nuevo estadio aprovechando la estructura del Camp Nou.

"Queremos seguir aportando todos los recursos necesarios para seguir apostando por todo en el terreno deportivo. El Camp Nou sigue siendo una prioridad para la junta directiva. Lo socios tendrán la palabra en abril", ha indicado.

Ha confirmado, además, que mañana dará una rueda de prensa para responder las preguntas de los periodistas.