La final de la Liga de Campeones homenajea a Reyes

Minuto de silencio
Minuto de silencio

Los 68.000 espectadores que asistieron a la final de la Liga de Campeones entre el Tottenham y el Liverpool en el estadio Wanda Metropolitano homenajearon con 30 segundos de aplausos al futbolista del Extremadura José Antonio Reyes, fallecido en un accidente de tráfico.

Instantes antes del inicio del duelo, una vez concluida la ceremonia de apertura, en la que intervino Imagine Dragons, banda de rock ganadora de un Grammy, y con ambos equipos ya en torno al círculo central del terreno de juego, el "momento" de silencio se transformó en aplausos, incluidos los jugadores de ambos equipos.

El mundo del deporte llora la muerte de Reyes

"La UEFA y el fútbol europeo están profundamente tristes por la terrible noticia de que José Antonio Reyes ha fallecido hoy y me gustaría expresar mis más sinceras condolencias a su familia y seres queridos por su pérdida", dijo el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, en un comunicado remitido por el propio organismo.

Liverpool y Tottenham

"Tuvo una carrera brillante y ganó numerosos títulos allá donde jugó y estoy conmocionado y triste por que su vida se haya cortado de forma trágica", añadió el dirigente sobre el futbolista, con el récord de triunfos de la Liga Europa, con cinco; tres con el Sevilla (2014, 2015 y 2016) y dos con el Atlético, en 2010 y 2012.

Su paso por el club rojiblanco, con el que disputó 154 partidos a lo largo de cuatro temporadas, 2007-2008 y entre 2009 y 2012, antes de su regreso al Sevilla, se recuerda con una placa en el Paseo de las Leyendas del Wanda Metropolitano, el escenario de la final de la Liga de Campeones que comenzó con un minuto de silencio por él.