El filial barcelonista rompe el fortín del Alcorcón

El Alcorcón no pudo seguir con su racha de victorias en su estadio de Santo Domingo y cosechó su primera derrota de la temporada liguera en casa (1-3) frente al Barcelona B, que fue muy superior a los locales y se llevó el triunfo en los instantes finales gracias a los goles de Rochina, Carmona y Tello. La primera ocasión de peligro del encuentro llegó a los siete minutos para los catalanes, cuando Nolito botó un córner desde el costado izquierdo que fue cogiendo efecto y se estrelló en el segundo palo de la meta defendida por Manu Herrera.

Para entonces, el Barcelona ya se había hecho dueño de la posesión del balón y el Alcorcón comenzó a jugar bajo el ritmo que marcaban los azulgranas, muy seguros en el centro del campo bajo el mando de Oriol Romeu y Sergi Roberto. En esos primeros compases, los locales sólo fueron capaces de acercarse tímidamente a la portería de Masip en algún tiro lejano y dieron la sensación de no encontrarse cómodos en el campo, puesto que la gran mayoría de jugadas acababan en balones al aire para que un solitario Quini intentará la acción individual.

Con el paso de los minutos, el Barcelona fue acrecentando su dominio y pudo adelantarse en el marcador mediada la primera mitad gracias a Nolito, que en una jugada individual al borde del área se zafó de Nagore y de Nino, y su lanzamiento fue rechazado con problemas por Manu Herrera, enviando el balón al palo.

La reacción del Alcorcón no tardaría en llegar, puesto que en el minuto treinta y cuatro un despeje de la defensa amarilla cogió por sorpresa a la zaga azulgrana, llegando el balón al lateral derecho Nagore, que emprendió la carrera hasta línea de fondo y su centro al punto de penalti fue rematado alto por Borja, totalmente solo. Esa jugada sería un espejismo de lo que vendría después, ya que tres minutos después el Barcelona inició un contraataque desde su defensa que acabó en los pies de Nolito en la banda izquierda, y éste ante la salida de los dos centrales del Alcorcón centró a media altura para que Rochina con la pierna izquierda y delante de Manu Herrera abriera el marcador.

Sin embargo, poco duraría la alegría para los visitantes, que vieron cómo los amarillos empataron en una jugada iniciada por Fernando Sales en la banda derecha, y su centro fue empujado en a las mallas por Quini en segunda instancia tras un rechace, dejando el marcador en empate al descanso. Tras la reanudación, se cambiaron las tornas y fue el Alcorcón el que salió más motivado al campo y el que pudo ponerse por delante en un par de jugadas que Borja y Quini, los dos delanteros del equipo madrileño, no supieron materializar ante el buen hacer de Masip bajo palos.

Las únicas señales de peligro que daba el Barcelona en el inicio de la segunda parte volvieron a ser en jugadas individuales de Nolito, sin duda el jugador más desequilibrante de su equipo y el que más intentó buscar el gol por todos los medios, junto a Muniesa, que estrelló un balón en el poste a falta de quince minutos para el final.

Cuando el partido parecía que iba a terminar con igualada, el Barcelona enlazó una buena jugada colectiva que Benja puso de cabeza al punto de penalti para que Carmona tuviera sólo que empujarla ante la salida de Manu Herrera.

Aún habría más, puesto que sólo cuatro minutos después Tello aprovechó un hueco dejado por la defensa del Alcorcón para encarar al portero madrileño, que posteriormente acabaría expulsado, y poner el definitivo 1-3.