Bale no viaja a Mónaco y se acerca al Real Madrid

Gareth Bale
Gareth Bale |Telemadrid

Gareth Bale no ha viajado con el Tottenham a Mónaco, según informan The Independent y Evening Standard, ante la inminencia de su fichaje por el Real Madrid.

Ayer, el jugador pidió no viajar a Mónaco y dijo que, en caso de que le obligasen, no jugaría ya que no quiere arriesgarse a lesionarse.

Villas Boas ya le ha dicho al vestuario del Tottenham que no cuenta con el galés y planea la temporada sin él. El futbolista pidió al club no viajar por temor a lesionarse y parece ser que amenazó al Tottenham con no jugar alegando una lesión si se le obligaba a viajar.

El jugador se está mostrando mucho más duro de lo que se pensaba en su presión al club inglés y tan agresivo como se mostró Luka Modric en su momento.

El entrenador inglés Harry Redknapp ha manifestado su pensamiento sobre la situación de Gareth Bale, asegurando que considera "difícil" la continuidad del futbolista galés en el Tottenham Hotspur, además de añadir que jugar en el Real Madrid es el sueño de cualquier jugador desde que es un niño.

"Creo que va a ser difícil que no se vaya ahora. Creo que se quiere ir, si somos sinceros. No quiere decirlo, pero he oído de diferentes fuentes que realmente se quiere ir", dijo Redknapp en el programa 'The Back Page' de la 'BBC' de Gales.

ILLARRAMENDI TIENE FATIGA POR ESTRÉS

La adaptación de Asier Illarramendi al Real Madrid está complicada.

El mediocentro, según La Sexta, padece una ansiedad que le está pasando factura en el aspecto físico.

Illarramendi tiene unas sobrecargas en sendos rectos, algo que los médicos achacan a la presión que está sufriendo el futbolista por su reciente fichaje por el club blanco.

Además, él mismo se está sometiendo a una presión, ansioso por volver a participar con el equipo cuanto antes, que no ayuda a que las molestias desaparezcan.

De hecho, Illarramendi apenas ha podido entrenar junto al resto de sus compañeros desde que comenzó la pretemporada.

El de Mutriku sufrió una sobrecarga en su pierna derecha en el primer entrenamiento del equipo, el lunes 15 de julio, y desde entonces su calvario no ha desaparecido.