Medio millón de personas participan en una 'Marcha por el Clima' de Madrid protagonizada por Greta Thunberg

Medio millón de personas participan en una 'Marcha por el Clima' de Madrid protagonizada por Greta Thunberg

Medio millón de personas han llenado este viernes el centro de Madrid en una histórica Marcha por el Clima que contó con la presencia estelar de la activista sueca Greta Thunberg, quien acudió al inicio de la manifestación, pero que debió abandonarla por motivos de seguridad debido a la expectación provocada por su presencia. Al final de la marcha y ya en Recoletos, la joven líder activista ha leído parte del manifiesto donde ha recalcado que "El cambio viene os guste o no"

En su intervención con el que se ha cerrado la Marcha por el Clima de Madrid, la adolescente ha subrayado que los políticos "tienen que hacer su trabajo". "Los líderes políticos nos están traicionando y no vamos a dejar que se salgan con la suya, decimos basta ya. El cambio viene, os guste o no", ha subrayado.

"Estamos saliendo de nuestra zona de confort diciendo a la gente que tiene una responsabilidad para preservar el futuro y las generaciones actuales. La esperanza no reside dentro de los muros de la Cop25 sino en la calle con todos vosotros", ha enfatizado.

La marcha, que según Ecologistas en Acción reunió a 500.000 personas, empezó pasadas las 18.15 horas con una multitud de personas que se agolpaba desde Atocha hasta la plaza de Neptuno, donde estaba situada la pancarta principal con el lema 'El mundo despertó ante la emergencia climática', tanto en castellano como en inglés. Tras ella se situaron representantes de pueblos indígenas.

La convocatoria discurrió a lo largo de los algo más de cuatro kilómetros que van desde la glorieta de Atocha hasta Nuevos Ministerios. La activista Greta Thunberg, que llegó por la mañana a Madrid y dio por la tarde una rueda de prensa, debió abandonar la marcha por motivos de seguridad, al no poder ir a pie hasta la tribuna final de Nuevos Ministerios.

Greta Thunberg revoluciona  la Cumbre del Clima

Precisamente la expectación cuando Thunberg trató de sumarse a la zona donde estaban los miembros de su asociación -Fridays For Future (FFF)- retrasó el inicio de la marcha. La joven sueca fue recibida con ovaciones por numerosas adolescentes y otras personas.

"YA ESTÁ BIEN DE RETÓRICA"

Durante la manifestación, los congregados coreaban lemas como "señores diputados, qué pasa con los grados"; "ni un grado más, ni una especie menos"; "me quedo sin voz, me quedo sin planeta"; "no hay un planeta B", o "es una vergüenza, lo dice la ciencia", en referencia a quienes cuestionan el cambio climático.

El director ejecutivo de Greenpeace, Mario Rodríguez, comentó a Servimedia que con la marcha se pretendía que "los políticos oigan las voces de la ciudadanía para que actúen, que ya está bien de retórica y que tomen medidas concretas y ambiciosas, la comunidad científica ya lo ha dicho claro". Recalcó que este año se ha producido un "despertar" de los ciudadanos de que "la emergencia climática es real".

Entre los manifestantes de Fridays For Future y de forma discreta se encontraba la secretaria de Juventud de Naciones Unidas, Jayathma Wickramanayake, quien destacó la magnitud de la protesta. “Esta manifestación es sobre el futuro y sobre la propia existencia, la voz de los jóvenes debe ser escuchada y es una manera de presionar a la Cumbre del Clima”, aseguró.

Rodeado de un montón de jóvenes también participaba Guillermo, un argentino de 61 años residente en Madrid con un cartel que rezaba “mis nietos quieren vivir en nuestro planeta A”. “Es muy bueno lo que está ocurriendo, los jóvenes se están movilizando porque es su futuro. Nosotros venimos de una generación que destruyó, pero ellos saben lo que dicen y nosotros debemos escucharles”, explicó.

Por la manifestación también se dejaron ver representantes políticos como Ione Belarra, diputada de Unidas Podemos, e Íñigo Errejón, líder de Más País, así como los sindicalistas y secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez, y de CCOO, Unai Sordo, respectivamente.

ECO INTERNACIONAL

La marcha de este viernes adquirió un eco internacional por la Cumbre Mundial del Clima (conocida como COP 25), que se desarrolla desde el lunes en Madrid bajo la Presidencia de Chile.

De hecho, las calles de Santiago de Chile también celebran hoy otra manifestación por el mismo motivo. La protesta de Madrid concluyó en Nuevos Ministerios, donde se instaló un escenario en el que numerosos curiosos se situaron en posiciones privilegiadas para presenciar los discursos de Thunberg y el actor Javier Bardem, así como las actuaciones de Amaral y Macaco, entre otros.

PEQUEÑOS DISTURBIOS SOLVENTADOS POR LA POLICÍA

Han sido menores, pero la Policía Nacional ha dispersado a una docena de encapuchados, vestidos de negro, que se habían infiltrado en la manifestación por el clima que recorre a estas horas el Paseo de la Castellana, desde Atocha hasta Nuevos Ministerios.

La Policía dispersa a una docena de encapuchados infiltrados en la manifestación

Varios de ellos están siendo identificados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tras lanzar objetos a la altura del Museo del Prado en el Paseo de Recoletos.

Los encapuchados iban, en un principio, integrados en el tramo final de la manifestación, muy cerca de donde estaban algunos representantes de partidos políticos.Además, la Policía se ha agrupado y colocado en posición de carga policial por si tuviera que actuar y, al mismo tiempo para proteger a los manifestantes de cola.

Si bien, aunque han estado tirando objetos, de momento no parece que los incidentes hayan llegado a más, aunque sí se han producido algunas carreras hasta que la Policía ha logrado dispersarlos. Una mujer dentro de la manifestación les ha increpado para pedirles que se manifestaran sin violencia.