Celebran el anuncio del Ayuntamiento de Madrid de construir los 100 kms de carriles bici

Carril bici
Carril bici

Asociaciones ciudadanas, empresariales y ecologistas han felicitado este viernes al Ayuntamiento de Madrid por su anuncio ayer de "continuar con la construcción de carriles bici que ya estaban proyectados para 2020 y 2021".

La Red Ciclista Básica comprometida desde 2008, refrendada en 2017 en el marco del vigente Plan Director de Movilidad Ciclista de Madrid (PDMCM) por todos los grupos políticos, prevé construir una media de 50 km de carriles bici por año, 100 kilómetros en 2020 y 2021, hasta completar en 2025 los 570 previstos.

Hasta completar en 2025 los 570 previstos

Hasta que comiencen las obras de los carriles bici permanentes, estas entidades reclan al ayuntamiento a que, como paso previo y dada la etapa de desconfinamiento a la que nos enfrentamos, instale urgentemente los carriles bici provisionales "a fin de ofrecer a la población de Madrid una alternativa real de transporte, fácil, segura y eficaz".

“Es básico promover medios de transporte como la bicicleta”

"En esta etapa de desescalada, es básico promover medios de transporte como la bicicleta que ofrece una mayor protección ante la transmisión y contagio del coronavirus. Nos enfrentamos al triple reto de, reducir hasta la mitad la ocupación del transporte público, asegurar los desplazamientos y no recuperar los niveles de contaminación provocados por los coches que han jugado un papel decisivo en la propagación del virus y su letalidad", apuntan.

Según han explicado en un comunicado, los carriles bici provisionales pueden ser un factor decisivo para aminorar los problemas durante el desconfinamiento pues son cero emisiones "en un momento en que se ha demostrado que la contaminación de las ciudades aumenta los riesgos de contagio del Covid-19, el ratio de casos graves, y el número de muertes".

Carriles bici

Implementación rápida y de bajo coste

Las vías ciclistas provisionales pueden absorber parte de los viajeros del transporte público, que verá reducida su capacidad para asegurar distancias de seguridad. Y ayudarán, según agregan, a aumentar la capacidad de transportar viajeros de las calles donde se implementen.

"Cada carril de coches que se sustituye por una vía ciclista provisional aumenta 5 veces su capacidad por hora de desplazar pasajeros, reduciendo además las emisiones por el menor tráfico de coches. Su implementación es rápida y de muy bajo coste. Se instalan en días o semanas, no en meses, como ya se ha hecho en Berlín, Nueva York, Bogotá, y muchas otras ciudades del mundo", han apuntado.

Estos carriles bici provisionales interconectados discurrirían por los ejes principales de la ciudad comunicando los centros origen y destino de los viajes, incluyendo intercambiadores de transporte, desde donde se haría el cambio modal a la bicicleta (combinación bici-TP) a fin de incrementar las alternativas de movilidad a la población venida del resto de la comunidad o que se desplaza fuera de Madrid.

Simultáneamente, y hasta finales de 2021, se iría avanzando en los carriles bici permanentes mencionados por el Ayuntamiento que forman parte de la Red Ciclista Básica del vigente Plan Director de Movilidad Ciclista de Madrid (PDMCM) del ayuntamiento, indican.