Salud al Día. Programa del miércoles 28 de noviembre de 2012

Descarga el fichero
28.11.2012

Disfunción eréctil. Y claro, si nos fijamos en las tasas de obesidad que hay en nuestro país... ya tenemos pistas del tipo de problema que puede suponer la disfunción eréctil. En España un 18,6 por ciento de los varones es obeso... y si hacemos referencia a sobrepeso... la cifra se dispara al 44,2 por ciento. La obesidad está directamente relacionada con las enfermedades cardiovasculares... como las patologías coronarias o la hipertensión y puede favorecer la oclusión de los vasos sanguíneos impidiendo el correcto flujo de la sangre. Habida cuenta la erecció masculina funciona en base a los flujos sanguíneos... cuando aparecen este tipo de trastornos, aparece también ligada a ellos la disfunción eréctil. En el caso de los trastornos en la alimentación, los hábitos de vida poco saludables y el sedentarismo provocan el incremento de los tejidos grasos que dan lugar a la transformación de la testosterona periférica en estrógenos y esto reduce la capacidad del hombre de mantener relaciones sexuales. Con todo ello, además, la imagen del paciente puede verse afectada, sufriendo en muchos baja autoestima, que también influye en las relaciones sexuales.

Dientes y corazón. Así de curioso es... aunque pueda parecer que no tienen ninguna relación nuestra boca con nuestro corazón... todo lo contrario. De hecho nuestros dientes y encias son el más claro reflejo de nuestro estado de salud, y por supuesto de nuestra salud cardiovascular. Resulta que en Inglaterra se ha publicado un estudio, en el que han participado más de once mil personas y a las que se preguntó sobre sus hábitos de salud bucodental. El 62 por ciento de ellos admitió acudir al dentista cada seis meses, y siete de cada diez afirmó que se cepillaba los dientes dos veces al día. Cuando los especialistas cruzaron estos datos con otros que guardaban relación con hábitos como el tabaquismo, la obesidad o los antecedentes familiares de acciente cardiovascular... encontraron que aquellos que más cuidaban su higiene dental tenían hasta un 70 por ciento menos de probabilidades de sufrir enfermedades del corazón. La explicación???... pues que al inflamarse las encias afecta a las arterias y las bloquea.

Amigdalas. Están en la parte de atrás de nuestra garganta, nos ayudan a protegernos contra las infecciones porque atrapan los gérmenes que entran por la boca pero a veces se infectan provocando inflamación y dolor... son nuestras amígdalas. Y cuando en ellas aparecen problemas... el primer tratamiento se hace con antibióticos. Pero si las infecciones son frecuentes y nos causan problemas para respirar puede que lo más adecuado sea extirparlas... seguro que a muchos de nuestros amigos les han realizado este tipo de cirugía, conocida como amigdalotomía. Una operación que por regla general se practica en los niños, a los que se les aplica anestesia general para, a través de la boca, extirpar las amígdalas. Pero como ya sabemos que el avance de la medicina es imparable, hasta en este tipo de intervencioes podemos hablar de novedades... en concreto la que se lleva haciendo desde 2008 en la Clínica Universidad de Navarra. Allí aplican una técnica llamada sellado de tejidos que conlleva menos dolor y menos hemorragias durante la operación. Además de reducir las complicaciones para el paciente, también facilita su labor al cirujano, pues es más rápida de llevar a cabo y como hay un menor sangrado resulta más cómoda.