Salud al Día. Programa del martes 31 de julio de 2012

Descarga el fichero
31.07.2012

Apnea del sueño. Tengamos la enfermedad que tengamos, lo que debemos hacer una vez hemos acudido al médico... es seguir el tratamiento que nos ha puesto. En el caso de la apnea del sueño, la mejor forma de tratar este trastorno es con la CPAP, el dispositivo de presión positiva continua en vía aérea. Se trata de un generador de presión que transmite, gracias a una mascarilla nasal, una presión continua a la via aérea impidiendo que su colapso. Los expertos consideran este tratamiento como el de mejor y más rápido efecto para hacer desaparecer los ronquidos nocturnos y la somnolencia diurna. Además, no tiene efectos secundarios, todo lo contrario, el uso de la CPAP ayuda a reducir la incidencia de eventos cardiovasculares en los pacientes con apnea. Y es que, si éstos no siguen el tratamiento tienen un claro riesgo de desarrollar hipertensión arterial, para evitarlo... es fundamental hacer un uso correcto de la CPAP durante las horas adecuadas, aquellos que tienen un adherencia menor a cuatro horas a este tratamiento no están protegidos de las complicaciones de las que hablamos.

Vista y deporte. Cuando hablamos de la vista, lo hacemos de uno de los órganos más importantes que tenemos, practicamente por los ojos recibimos toda la información del ambiente que nos rodea. Y logicamente, si no vemos bien, toda nuestra vida se ve afectada, incluso a la hora de hacer deporte, por curioso que pueda parecer, pues un problema de deficiencia visual puede fomentar el sedentarismo en los niños, y también en los adultos... el uso de gafas o lentillas puede ser un inconveniente a la hora de practicar muchos deportes. Un estudio realizado por la Universidad Europea de Madrid revela que un 75 por ciento de los menores no se atreve a practicar ninguna modalidad deportiva por miedo a romper las gafas. Y en caso de que se lancen a ello, ocho de cada diez se las quitan y no ven bien. Este problema no se soluciona con las lentes de contacto... bastante incompatibles con los deportes acuáticos, los de invierno o los de montaña. Quizás no en la etapa infantil, pero una vez que nuestros problemas de visión se han estabilizado, la mejor solución puede ser someternos a una cirugía láser, un procedimiento sencillo, rápido e indoloro.

Tratamiento de fertilidad. Y tanto que aumenta esa demanda de tratamientos de fertilidad, hasta un 12 por ciento si la comparamos con el resto de estaciones del año. Será que ahora en verano... el horario diferente, la mayor relajación y el descanso del que disfrutamos nos animan a embarcarnos en un embarazo... muchas parejas lo lograrán sin ningún tipo de esfuerzo... pero otras en cambio habrán de recurrir a este tipo de tratamientos para poder concebir un hijo. Sea el caso que sea, se logre dicho embarazo de forma natural o con ayuda de técnicas de reproducción asistida... es recomendable tener una serie de consejos presentes. En primer lugar la edad de la mujer, a partir de los 35 años hay más dificultades para concebir y además hay también mayor riesgo tanto para la madre como para el bebé. Lo que nunca nos cansamos de recordar: durante el periodo de gestación nada de alcohol ni de tabaco, son dos factores de riesgo del aborto. Junto a estos consejos, tenemos que cuidar nuestra dieta y nuestro peso, procurar estar relajadas, practicar ejercicio moderado y seguir siempre las indicaciones de los profesionales sanitarios.