Salud al Día. Programa del lunes 23 de julio de 2012

Descarga el fichero

Salud al día

| 23.07.2012

Hipercolesterolemia familiar. Hablamos de un trastorno de altos niveles de colesterol malo, el LDL, que se transmite de padres a hijos, es decir, es hereditario. Se trata de una enfermedad genética que hace que el cuerpo no sea capaz de eliminar por sí mismo este tipo de colesterol de la sangre. De tal forma que sus niveles aumentan haciendo que exista una mayor propensión a presentar cardiopatías y accidentes cardiovasculares independientemente de la edad. La hipercolesterolemia familiar afecta a más de ocho millones de personas en nuestro país, muchos de estos pacientes pueden controlar sus niveles de colesterol llevando una dieta adecuada, haciendo ejercicio y con ayuda de medicación, pero hay otros casos en los que pese a estas medidas, no se observan cambios positivos. Precisamente, para ellos hay ahora otra solución, la aféresis terapeútica, un procedimiento clínico que separa los componentes de la sangre haciendo que se reduzcan los lípidos de la misma. Es un tratamiento indoloro y seguro que se lleva a cabo sin necesidad de realizar el ingreso de la persona.

Efectos negativos del calor. No hace falta que nos lo diga ningún experto, estamos viendo nosotros mismos lo caluroso y seco que está siendo este verano, condiciones ambientales que prolongadas en el tiempo pueden tener un efecto negativo sobre nuestra salud... Dolores de cabeza, fatiga, decaimiento, falta de apetito, calambres e insomino son algunas de las molestias que nos pueden causar las altas temperaturas, y que logicamente afectan a nuestra calidad de vida. Junto a lo dicho, otro serio problema, el de la deshidratación, debemos vigilar especialmente a los niños y a las personas mayores, porque no pedirán agua y no tendrán sensaciónd de sed. Apuntamos entonces el consejo de beber abundante líquido para hacer frente al calor, y anotamos otros cuantos más que nos da Cruz Roja Comunidad de Madrid... Tenemos que protegernos del sol, de la exposición directa a sus rayos, y en caso de que no nos quede más remedio... no lo hagamos en las horas centrales del día, y pongámonos siempre cremas fotoprotectoras. A la hora de vestirnos, mejor si usamos ropa ligera, clara y transpirable y para la cabeza... un sombrero. Procuremos buscar lugares frescos y a la sombra y no caigamos en el error de hidratarnos con bebidas alcohólicas.

Fibrilación auricular. Hablamos de una enfermedad grave... se trata de un ritmo cardiaco irregular y anormal que causa latidos muy rápidos y que puede producir coágulos de sangre, que si viajan hasta órganos como el cerebro, el resultado puede ser un infarto cerebral. La fibrilación auricular es el tipo de arritmia más común, entre cuyos factores de riesgo podemos citar las enfermedades del corazón en general, el hipertiroidismo, la obesidad, la hipertensión, la diabetes y la enfermedades del pulmón. El paciente que sufre este problema nota palpitaciones, dolor en el pecho, cansancio, tiene dificultades para respirar y se nota débil y cansado cuando hace ejercicio. Por suerte se puede tratar, y un buen ejemplo de ello es Haimar Zubeldia, un ciclista vasco que ha logrado quedar en la sexto puesto del Tour de Francia pese a que en febrero le fue diagnosticado un problema de fibrilación auricular. Podría haber supuesto el fin de su carrera, pero este deportista no se dió por vencido, se puso en manos de los mejores especialistas, siguió el tratamiento y en junio demostró que ya estaba preparado para subir de nuevo a la bicicleta.