Madrid cambiará el nombre de una treintena de calles por su implicación franquista

Descarga el fichero

Informativo mediodía

| 22.12.2015

El Ayuntamiento de Madrid cambiará el nombre de treinta calles en 16 distritos de la capital en una primera aplicación de la Ley de Memoria Histórica, además de retirar insignias y placas que exalten la sublevación militar, la dictadura franquista y la represión posterior, concretamente las placas dedicadas a golpistas e implicados en delitos de lesa humanidad, una acción que se llevará a cabo en un plazo de seis meses.

Así lo ha detallado este martes en el Pleno de Cibeles la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, en el que ha dado cuenta de las 30 calles, entre las que se incluyen Batalla de Belchite (Arganzuela), la plaza de Hermanos Falcó y Alvarez de Toledo (Barajas), paseo Muñoz Grandes (Carabanchel), Juan Puyol (Centro), plaza Arriba España (Chamartín), Primero de Octubre (Fuencarral-El Pardo), avenida General Fanjul (Latina), calle Millán Astray (Latina), Comandante Zorita, Hermanos García Noblejas, pasaje General Mola (Salamanca) o General Yagüe (Tetuán).

El coste de cambiar cada placa es de 54 euros, ha detallado Mayer en los pasillos del Pleno de Cibeles, cuantía que correrá a cargo de las Juntas de Distrito.

El Ayuntamiento impulsa al mismo tiempo un plan de memoria, en colaboración con asociaciones de memoria histórica y la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que incluye una guía para cambiar el nombre de calles, el calendario para hacerlo, los criterios, la cuantía económica y los mécanismos para agilizar los trámites a los ciudadanos.

El plazo del que se dota es de cuatro meses. El resto de cambios de calles vendrán de la mano de este plan.