Los madrileños apuran las horas para comprar ese décimo que, si es premiado, les permita "tapar agujeros"

Descarga el fichero

Informativo mediodía

| 01.01.1970

La ilusión de los niños durante estos días son los juguetes y la de los mayores -entre otras muchas- que el 22 de diciembre la suerte llame a su puerta en el sorteo extraordinario de lotería.

Los bombos llegan esta tarde al Teatro Real mientrás los madrileños apuran las horas para comprar ese décimo que, si es premiado, les permitará "tapar agujeros" y celebrar las fiestas con más holgura.

Más sobre: loteriaSuscrbeteSuscríbete