Entrevista a Lucía Figar, Consejera de Educación

Descarga el fichero

Lucía Fígar Carrusel

Informativo mediodía

| 01.01.1970

La consejera de Educación, Juventud y Deportes de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, ha señalado este viernes que hay una "posibilidad cierta" de que el Estado permita convocar a Madrid oposiciones dentro de unos meses para el personal que atiende en los centros educativos a niños con necesidades especiales.

Tras la polémica suscitada a principio de curso, cuando tanto las familias como los profesionales (fisioterapeutas, auxiliares de enfermería o de integración social) criticaron que se habían producido despidos, Figar ha explicado que lo que ocurrió es que hubo contratos que se caducaron pero que en ningún momento, se ha dejado "desatendido" a este alumnado.

En declaraciones a Onda Madrid, recogidas por Europa Press, la consejera madrileña ha apuntado que, de hecho, se han realizado un total de 1.163 contratos laborales para contar con un personal que atienda a estos niños, entre los que se encuentran los que tienen problemas de autismo o discapacidades "muy profundas" tanto físicas como psíquicas.

La idea que tiene Figar es que estos profesionales obtengan plaza en los centros con carácter "fijo e indefinido" y no tengan que estar "rotando". Pero para ello, es necesario que el Estado autorice la convocatoria de oposiciones en la próxima Ley de Presupuestos Generales. "Es el Estado el que tiene que regularlo, si nos lo permite, en cuanto se apruebe, para enero o febrero, sacamos las oposiciones", ha garantizado.

Así, ha explicado que ya ha hablado con el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, y que cree que lo va a estudiar. "Hay una posibilidad cierta de que nos lo permitan", ha indicado, explicando que hasta ahora sólo tienen permitido convocar un 10 por ciento de la tasa de reposición en colectivos como el de los médicos o los profesores.

BECAS DE COMEDOR Y LIBROS DE TEXTO

En otro orden de cosas, se ha referido a las becas de comedor y de libros de texto, destacando que en el primer caso han aumentado la partida presupuestaria para que este año se beneficien 10.000 alumnos más que el curso anterior, hasta los 60.000, todas para familias de niveles de renta baja o con padres en paro.

En cuanto a los libros de texto, ha reconocido que ni Madrid ni ninguna otra comunidad autónoma es "capaz" de dar cheques escolares para que los libros sean gratuitos, por lo que desde hace dos años están promoviendo el préstamo de los libros en los propios centros escolares, "como ya se hace en otros países como Reino Unidos".

Figar ha indicado que si bien no todos los colegios e IES tienen un banco de libros "completo", calcula que en cuatro años éstos podrán funcionar a la perfección. Además, ha explicado que el Gobierno regional destina para esta materia 5 millones de euros que se dirigen a los centros.