El turismo acelera su crecimiento en 2016 hasta 125.000 millones de actividad

Descarga el fichero

España logró en 2016 batir por cuarto año consecutivo su récord histórico en llegadas de turistas internacionales, con un registro de 75,6 millones de visitantes --7,5 millones de turistas más que en 2015--, lo que supone crecimiento del 10,3% con respecto al año anterior, según los datos definitivos de la encuesta Frontur publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Hoy en Madrid Matinal

| 17.01.2017

El turismo volvió a ser en 2016, por cuarto año consecutivo, uno de los motores clave de la economía española y de la creación de empleo, al registrar un "insólito" repunte del 4,9% en su actividad, hasta 125.000 millones de euros, un 11,2% del PIB nacional, según la Alianza para la excelencia turística Exceltur.

El sector turístico generó 6.416 millones de euros de actividad directa e indirecta más que en 2015 y 80.668 nuevos empleos, un 5,7% más, lo que supone un 15,1% de todos los puestos de trabajo adicionales creados en España a lo largo del ejercicio, ha destacado hoy el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, en la presentación del balance de 2016.

Aunque la actividad turística seguirá creciendo este año, lo hará a un ritmo menor, del 3,2%, al atenuarse la mayoría de los factores exógenos, "muy difícilmente repetibles", que desataron "la tormenta virtuosa perfecta en favor de la demanda turística" hacia España en 2016.

Entre ellos destacan los flujos de turistas sobrevenidos por la inestabilidad de los destinos competidores del Mediterráneo Oriental, que, según Exceltur, se reducirán sustancialmente, junto a un precio del petróleo y tipos de interés con tendencia al alza y un consumo español y británico que apuntan a la desaceleración, con el riesgo añadido del 'bréxit', que hasta ahora, no obstante, ha tenido un efecto nulo sobre la demanda desde el Reino Unido.

De hecho, el Reino Unido fue el principal mercado exterior para España en 2016, con todos los indicadores turísticos en valores máximos de los últimos 15 años, mientras que el mercado español mantuvo su senda de recuperación, pero a ritmos algo menores que en 2015, debido a la combinación de un difícil acceso a cupos de camas por los operadores españoles y una mayor propensión a viajar al extranjero.

Ha advertido de que España no puede seguir creciendo desordenadamente en aquellos destinos y períodos del año donde se puedan superar las capacidades de carga o saturación y de la aceleración de los progresivos efectos negativos del crecimiento descontrolado e irregular del alquiler de viviendas de uso turístico.

Más sobre: turismoSuscrbeteSuscríbete