Diez detenidos por estafar con 'cartas nigerianas' haciéndose pasar por soldados de EEUU que estuvieron en Afganistán

Descarga el fichero

Policía Nacional

Informativo mediodía

| 03.05.2016

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que realizaba estafas bajo las modalidades de 'cartas nigerianas', haciéndose pasar por soldados estadounidenses que habían estado en Afganistán y querían convertir su dinero a euros, y ha detenido a un total de 10 personas.

En concreto, se ha detenido a una persona en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), dos en Valencia, una en el municipio granadino de Motril y el resto en Madrid. Además se investiga a otros dos individuos en Madrid y Barcelona. También se han realizado registros en dos inmuebles ubicados en los municipios de Móstoles (Madrid) y Vilanova i la Geltrú (Barcelona) en los que los agentes se han incautado de casi 15.000 euros, varios ordenadores, tablets, móviles y otros efectos informáticos.

Los detenidos también se dedicaban a realizar compras fraudulentas en Internet utilizando numeraciones de tarjetas de crédito obtenidas de forma ilícita en la red por hackers informáticos, una modalidad de estafa conocida como 'carding'.

La investigación comenzó en julio de 2015, cuando un ciudadano alemán denunció que le habían intentado cargar en su cuenta bancaria más de 18.000 euros, mediante una transferencia realizada con la falsificación de su firma. El titular de la cuenta beneficiaria era un ciudadano español que había recibido otro traspaso procedente de otro banco también alemán, por importe de más de 26.000 euros.

Poco después se detectó que, al día siguiente de recibir el importe citado, aumentó su disponible en 2.000 euros, gracias a otra transferencia procedente, ahora, de una mercantil. Esta última cantidad había sido transferida al investigado en pago por haber prestado su cuenta para la recepción del dinero fraudulento.

Posteriormente, una cadena de supermercados detectó sucesivas compras de productos tecnológicos realizadas a través de su plataforma online con tarjetas de débito o crédito de países extranjeros, lo que dificultó la investigación porque las víctimas no denunciaban en España.

Más sobre: EstafaSuscrbeteSuscríbete