Desmantelan una violenta banda de colombianos especializada en robar casas

Descarga el fichero

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil

Informativo mediodía

| 09.02.2017

Agentes de la Guardia Civil, en el marco de la operación Hábitat Topo, han desmantelado una célula integrada por cuatro personas de nacionalidad colombiana especializada en robos en viviendas de localidades del norte de la Comunidad de Madrid y en Arganda del Rey.

La investigación se inició el pasado mes de diciembre de 2016, a raíz de un hecho perpetrado en la localidad de Guadarrama, en el cual los autores fueron sorprendidos por las víctimas cuando perpetraban un robo en su domicilio, produciéndose un enfrentamiento con los mismos en la huida.

Tras realizar las primeras gestiones los agentes constataron que tanto el modus operandi como los autores materiales del robo pudieran tener relación con otros hechos cuyo funcionamiento era coincidente, originándose así la operación 'Hábitat Topo', desarrollada por parte del Grupo de Delincuencia Organizada de la Guardia Civil.

Los componentes se trasladaban en un vehículo legal titularizado a nombre de una tercera persona hasta las distintas urbanizaciones de diferentes municipios de la región, de cara a estudiar zonas y seleccionar viviendas adecuadas, teniendo como principal objetivo pisos bajos con parcela. Para conocer hábitos y costumbres de las víctimas utilizaban un perro pequeño de raza pincher, para simular paseos y no levantar sospechas.

Solían acceder a las viviendas forzando puertas o ventanas de las plantas bajas y cuando no había nadie en el interior de las mismas. En caso de ser sorprendidos no dudaban en emplear violencia, como ocurrió en un domicilio de Guadarrama, en el que intimidaron y agredieron a la víctima con un arma blanca.

Una vez en el interior de los domicilios procedían a hacerse con todo tipo de efectos de valor, principalmente piezas de joyería, pequeños electrodomésticos, así como dinero en efectivo y documentación personal, abandonando rápidamente el domicilio. Normalmente operaban en grupos de tres personas, lo que permitía que desvalijaran las viviendas en pocos minutos.

A los detenidos se les imputa un total de 25 robos en viviendas, acaecidos en urbanizaciones situadas en Guadarrama, Collado Mediano, Collado Villalba, Tres Cantos, San Agustín del Guadalix, Algete y Arganda del Rey. Durante la investigación, los agentes constataron que los arrestados solían perpetrar un robo de estas características a la semana, desarrollando estas actividades al menos desde el año 2011.

Tras la oportuna autorización judicial, procedieron a la entrada y registro de los domicilios donde residían en Parla y Madrid, donde fueron detenidos y donde los agentes encontraron multitud de efectos procedentes de los ilícitos. Entre ellos había multitud de bolsos de mujer, centenares de artículos de joyería (collares, pulseras, anillos, pendientes), 2.000 euros en moneda fraccionada, decenas de relojes y otros efectos electrónicos y de telefonía móvil.

Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete