Cuando la ciencia sale de las aulas

José Luis Crespo, divulgador
José Luis Crespo, divulgador |Quantum Fracture

Entender mecánica cuántica, cosmología, la teoría de la relatividad o la creación del universo ya no es imposible, basta con encontrar en YouTube alguno de los vídeos de divulgación científica que están arrasando en la red. Entre tutoriales, recetas de cocina y videos amorosos de animales, también encontramos influencers de física, matemática, astronomía o química que están conquistando a millones de usuarios a golpe de rigor y entretenimiento.

"La ciencia es divertida pero no hemos sabido venderla ", quien lo dice es José Luis Crespo o lo que es lo mismo Quantum Fractum, un joven físico que con sus más de dos millones de seguidores en el canal y videos que superan el millón de reproducciones, se ha convertido en uno de los youtubers científicos más importantes de España. Está claro viendo sus cifras que la ciencia interesa.

Pero, ¿cómo llega un físico a explicar los agujeros negros o la Ley de Gravitación en un canal de YouTube? "Fue algo natural", explica Crespo. Él era consumidor de vídeos, pero su curiosidad científica le llevó a buscar portales de ciencia y descubrió que si en Estados Unidos o Reino Unido se podía "hacer divulgación científica" aquí también.

Santi Crespo, hablando de ciencia |QuantumFracture

Así que, en 2012 subió su primer vídeo y hasta hoy. El objetivo siempre ha sido el mismo: "Satisfacer mi yo del pasado. Encontrar cosas nuevas que no he visto en ningún sitio". No sabe cuál es la receta del éxito, pero sí lo importante que es ser original y "lo bien que lo cuentes y cómo lo enfoques", asegura. Además, siempre une en sus videos un lenguaje cercano y joven con investigaciones científicas en las que no faltan las animaciones ni las referencias a series de éxito.

Pese a que sostiene que existen problemas metodológicos en la enseñanza y que falta dar contexto a las lecciones que se explican en clase, tiene muy claro que "divulgación no es educación y reitera la importancia de diferenciar entre ambas". La divulgación tiene un punto que es entretenimiento y es que Crespo tiene claro que él es más un showman que un profesor. "Mi propósito es que la gente pase un buen rato aprendiendo algo más sobre la Ciencia".

A medida que 'buceamos' por los canales de divulgación científica está claro que la presencia femenina es mucho menor. Sobre todo cuando vamos en busca de ciencias más 'duras' como la inteligencia artificial, la astrofísica o las matemáticas. Sin embargo, Early Universe el alter ego en YouTube de Elena Denia acumula más de 5.000 suscriptores y es uno de los pocos canales en el que casi siempre se incluye una perspectiva filosófica a la hora de tratar temas de ciencia.

Denia une varios mundos en sus vídeos en los que suele contar con entrevistas a científicos. "Yo quería comprender la ciencia y despertar vocaciones ante los jóvenes", eso es lo que llevó a esta científica, que ya tenía un programa de radio, a subir su primer vídeo a YouTube.

Desde entonces, Elena cree que "ha mejorado mucho la divulgación científica". Además, más mujeres se han unido al reto de la divulgación, aunque sigue creyendo que "las mujeres no tenemos tanta credibilidad".

Elena habla de ciencia en su canal de YouTube |Early Universe

Como el resto de sus colegas divulgadores científicos insiste en la importancia de distinguir entre educación y divulgación, ya que "lo segundo cuenta con un público que ya está interesado", matiza Elena y recuerda lo importante que "despertar la llama del asombro".

Su canal ha estado un tiempo en 'stand by' porque la ciencia le reclamaba y es que debía presentar su tesis. Ahora, retoma la cámara, los guiones, la filosofía y la física para conseguir dar respuesta a muchas de esas preguntas que nos parecen imposibles. Cada vídeo para ella es especial y el último, "siempre mi favorito".

La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes, la frase es de Jhon Lennon pero Santi Cremades se la repite a sí mismo. Y es que a él la vida le pilló haciendo monólogos científicos. En 2014, este joven matemático, se presentó a un concurso y fruto de la serendipia terminó divulgando ciencia a través de canciones, monólogos y videos en YouTube. .

"Me presenté a un concurso y me cambió la vida”, nos confiesa. Cremades era un científico de laboratorio al que "le faltaba algo más" y cuya máxima es que la ciencia es entretenida y que únicamente depende de cómo te la expliquen. Y de eso de divulgar y entretener sabe un rato, pues es capaz de explicarte teoremas matemáticas cantando y con una guitarra.

Santi Cremades, divulgador científico |Santi Cremades

"La música son matemáticas", afirma y en realidad cree que no está inventando nada pues "los trovadores ya iban explicando cantando lo que ocurría de un lugar a otro", recuerda. Sin embargo, es consciente que su manera de contar la ciencia y su canal de YouTube, Raiz de Pi, han calado entre la gente porque no hay demasiada divulgación. Además, no duda en reconocer que muchos científicos "han pecado de elitistas"

La ciencia y el humor son el binomio con el que Santi Cremades logra que la gente entienda teoremas imposibles o descubra cosas del día a día que tienen mucho o todo que ver con la ciencia. Cremades cree que hay mucha gente que tiene olvidado esa parte de niño que se pregunta continuamente cosas curiosas. "A medida que nos hacemos adultos, explica, dejamos de dibujar que en realidad es plasmar la realidad de otra manera y dejamos de hacernos preguntas".

Esa curiosidad imprescindible de muchas de las cosas que ocurren en nuestro día a día y para las que la ciencia tiene respuesta.

Existe una eterna discusión de si uno es de letras o ciencias y es que "tiene que haber un puente entre ciencias y letras" reivindica este matemático . Mucha gente considera que la ciencia no es para ellos, por eso es tan importante explicarla de otras formas. Él mismo confiesa que con 12 o 13 años desconectó de la Física, porque "dejé de de verlo cómo algo curioso. Dejó de responderme a preguntas"

Este 'trovador' de la ciencia aboga por reivindicar la ciencia básica: "Esa que ha cambiado el mundo, la que nos ha salvado la vida".