Guía y lugares para recoger setas en la Comunidad de Madrid

  • Boletus, setas de cardo o níscalos son algunas de las especies que podemos encontrar en zonas como el Puerto de Canencia o Guadarrama
  • Es muy importante consultar a un experto, ya que algunas pueden ser tóxicas e, incluso, mortales
Guía y lugares para ir a recoger setas en la Comunidad de Madrid
Guía y lugares para ir a recoger setas en la Comunidad de Madrid |Agencias

La llegada del otoño trae consigo los primeros días de frío y la amenaza de que las lluvias se conviertan en una constante durante varios meses. Son muchos los que, durante esta estación, optan por invernar protegidos por su manta y sin más planes que los caseros. Pero como no todo va a ser quedarse en casa, os proponemos un plan perfecto para estos días: recoger setas.

El otoño y, sobre todo, las lluvias, son el pistoletazo de salida para las setas, que aprovechan la humedad de esta temporada para salir como locas. Si en esta época los tonos rojizos, anaranjados y amarronados de las hojas caídas son los protagonistas de campos y bosques, las setas no se quedan atrás y reclaman parte de ese protagonismo.

Guía y lugares para ir a recoger setas en la Comunidad de Madrid / Agencias
Guía y lugares para ir a recoger setas en la Comunidad de Madrid |Agencias

La Comunidad de Madrid es una zona única tanto para los amantes de la naturaleza como para los buscadores de setas, en especial la zona norte del territorio, coronada por el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Y es que la sierra madrileña ofrece una increíble oferta de ocio a aquellos que quieran desconectar del ruido y el estrés de la gran ciudad.

¿Dónde empezar a buscar setas? ¿En qué lugares son más abundantes? ¿Cuál es la manera correcta de cogerlas? ¿Cómo podemos distinguir las comestibles de las tóxicas? Os proponemos una lista de lugares y de consejos para que te conviertas en un experto recolector de setas.

LOS MEJORES DESTINOS

Los mejores sitios para coger setas en la Comunidad de Madrid se encuentran en Alameda del Valle, el Puerto de la Fuenfría, el Puerto de Canencia, el Valle de El Paular y el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Cercedilla

La elevada altitud y la prolífera vegetación de Cercedilla, junto a la humedad de la zona, convierten a este rincón en uno de los preferidos para los recolectores de setas.

Además, anualmente se celebran las Jornadas Micológicas. Una guía perfecta para los novatos, a los que se enseña a recoger setas de una forma sostenible, diferenciar las comestibles de las peligrosas mientras disfrutan de una jornada inigualable rodeados de naturaleza.

Abren las piscinas de Las Berceas en Cercedilla / Telemadrid
Piscinas de Las Berceas en Cercedilla |Telemadrid

Puerto de la Fuenfría

En la zona oeste de la Comunidad de Madrid, a pocos kilómetros de Cercedilla, se encuentra el Puerto de la Fuenfría. Con una altitud sobre el nivel del mar de casi 1.800 metros y ubicado entre la Sierra de la Mujer Muerta y Siete Picos, marca el límite con la vecina provincia de Segovia.

La zona de este paso de montaña creado por los romanos (y donde todavía quedan restos de la calzada romana) es propicia para encontrar boletus, seta de cardo y níscalos.

Centro de visitantes del Valle de la Fuenfría / Comunidad de Madrid
Centro de visitantes del Valle de la Fuenfría |Comunidad de Madrid

La Barranca

El Valle de la Barranca se encuentra situado a las faldas de la Bola del Mundo, en la Sierra de Guadarrama, y dentro de los términos municipales de Navacerrada y Becerril de la Sierra. No son pocas las rutas de senderismo que recorren este valle de espesos bosques de pino silvestre y atravesado por un río de montaña.

Los ejemplares de setas más característicos de la zona son amanitas, russulas, lepiotas, níscalos, boletus, cantarelos o champiñones silvestres.

Escapada a la sierra: Becerril, Navacerrada y Cercedilla
Escapada a la sierra: Becerril, Navacerrada y Cercedilla

Valle de El Paular

Cerca de Rascafría nos encontramos con el Valle de El Paular (al que también se le conoce como Valle del Lozoya), una zona muy frecuentada debido a sus accesibles y vistosas rutas de senderismo, a su monasterio y a su molino de papel.

Sin embargo, también es un vergel de setas, como boletus, níscalos, setas de cardo o champiñones silvestres. ¡Pero cuidado! Entre su abundante oferta hay algunas peligrosas que pueden llegar a ser mortales, por lo que es importante saber distinguirlas.

¡Cuidado! Hay algunas tóxicas que pueden llegar a ser mortales
El Monasterio de El Paular acoge el Mercado de Productos Artesanos
Monasterio de El Paular

Alameda del Valle

Situado en pleno Parque Nacional del Guadarrama, Alameda del Valle es uno de los más famosos y populares de la Comunidad de Madrid para ir a buscar setas. En los bosques próximos a la localidad podemos encontrar boletus, seta de cardo, perrechico, níscalos, senderuelas o champiñones silvestres.

Alameda del Valle / Turismo Madrid
Alameda del Valle |Turismo Madrid

Puerto de Canencia

El Puerto de Canencia es un paraíso para los micólogos gracias al elevado número de especies que nacen y se desarrollan entre sus robledales y pinares. Abundan boletus edulis, setas de fraile, níscalos o seta de cardo.

Este maravilloso entorno natural es uno de los más bellos parajes de la sierra madrileña. Aquí abundan los arroyos y los bosques, además de rincones espectaculares como la Chorrera de Mojonavalle, una gran cascada con un abundante caudal de agua que, en invierno, se hiela y recrea una mágica estampa.

Chorrera de Mojonavalle, en Canencia / Telemadrid
La chorrera de Mojonavalle, en Canencia |Telemadrid

Alto del León

La frontera con la Comunidad de Castilla y León, en la zona del Alto del León, es una franja montañosa y poblada de bosques que fomentan la aparición de abundantes setas. Boletus edulis y níscalos son los principales tipos de setas que podemos encontrar.

Alto del León
Alto del León

Monte Abantos

En el Monte Abantos y los Bosques de la Herrería, entre San Lorenzo de El Escorial y Santa María de la Alameda, existen numerosos lugares donde poder coger setas (aunque algunos están restringidos por tratarse de zonas protegidas). Abundan principalmente setas de cardo, boletus, senderuelas o setas de pie azul.

Monte Abantos / Telemadrid
Monte Abantos |Telemadrid

Alto de Navahonda

En Robledo de Chavela se encuentra uno de los puntos de la Comunidad de Madrid que los aficionados a la búsqueda de setas no pueden dejar de visitar. Se trata del Alto de Navahonda, un entorno de maravillosos rincones repletos de naturaleza.

Aquí podemos encontrar, principalmente, setas de cardo y champiñones silvestres, además de otras especies como níscalos, senderuelas, pedos de lobo y setas de pie morado.

senderismo

PRINCIPALES ESPECIES COMESTIBLES

En los bosques y montes de la Comunidad de Madrid existe una gran variedad de setas. Aunque muchas son comestibles, también podemos encontrar numerosas que son tóxicas e, incluso, mortales. Por eso es muy importante aprender a diferenciar las distintas variedades. Os presentamos algunas de las más codiciadas en gastronomía.

Por cada especie comestible, hay una o varias muy parecidas tóxicas o incluso mortales

Boletus edulis

El boletus edulis es el rey de las setas. Su forma es parecida a la del tapón de una botella de champán. Abunda en el Valle del Lozoya, entre sus frondosos y numerosos pinares y bosques de robles.

Boletus edulis, un portento gastronómico / Redacción
Boletus edulis |Redacción

Boletus pinophilus

El boletus pinophilus es un hongo grande y rojo que crece en los pinos. Posee un sombrero de entre 6 y 30 centímetros de diámetro, con cutícula de color marrón rojizo. Tubos casi libres, de color blancos, luego amarillos y finalmente amarillos oliva.

Boletus pinícola, el hongo de los pinos / El encantador de setas
Boletus pinophilus |El encantador de setas

Seta de cardo

Esta seta comestible presenta muchos tonos dependiendo de la luz y de la humedad: desde el marrón claro al oscuro y hasta el color pardo. Suele encontrase en praderas y campos que antes eran de cultivo.

Las setas que conocemos: La seta de cardo (Pleurotus eryngii) / El encantador de setas
Seta de cardo |El encantador de setas

Níscalo

Tiene un color anaranjado que, al ser cortado, como resultado de la oxidación, adquiere tonos verdosos. Se localiza en pinares jóvenes y en los bosques que se extienden desde el Monasterio de El Paular al puerto de Cotos.

Lactarius deliciosus o Níscalo / El encantador de setas
Níscalo |El encantador de setas

Seta de pie azul

La seta de pie azul es muy característica, precisamente por el color azul del pie y las láminas. Además, el sombrero, de color más pardo y cutícula viscosa, puede alcanzar diámetros de 5 a 15 centímetros. Con un aroma intenso y afrutado, es uno de los hongos comestibles más populares y suele aparecer al final del otoño.

Lepista Nuda o Seta de pie azul / El encantador de setas
Seta de pie azul |El encantador de setas

A la hora de recolectar setas...

  • No recolectar setas sin la seguridad de que son comestibles. En caso de duda, consultar a un experto.
  • En el campo, cortar la seta por la base con un cuchillo o una navaja.
  • No recolectar ejemplares jóvenes. Esto evita la multiplicación de la especie, su sabor y aroma es menor y es más fácil confundir con especies tóxicas.
  • Tampoco recolectar ejemplares muy maduros porque pueden estar alterados y resultar indigestos.
  • No recolectar setas después de abundantes lluvias o heladas, ya que han perdido parte de su sabor y aroma, tienen exceso de agua y su aspecto dificulta su identificación.
  • Es importante no dejar huella de nuestro paso por el monte: no usar rastrillos u otros objetos para remover el suelo y no destruir las setas venenosa o desconocidas, ya que todas tienen su misión en el mantenimiento del ecosistema.
Comunidad de Madrid

¿Cómo transportar las setas?

  • Transportar las setas en cestas de mimbre (u otros recipientes con agujeros), nunca en bolsas de plástico (se golpean y rompen, se calientan, se acelera su descomposición y se esparce más la suciedad), con la parte superior del sombrero hacia arriba, como se encuentran en el campo.
  • Antes de meterlas en la cesta, limpiar bien con un cepillo, un paño húmedo o el borde de la navaja los restos de arena, suciedad y vegetales adheridos en el sombrero y el pie. Toda la suciedad que entre en la cesta se va a esparcir por el resto de ejemplares.
Comunidad de Madrid

Cuando vayamos a identificar la seta…

  • No identificar las setas siguiendo falsas creencias populares o por medio de personas inexpertas.
  • No identificar las setas mediante fotografías o dibujos de libros.
  • Si hay dudas en la identificación, consultar a un experto o a una asociación micológica. En este caso, sacarla entera (no cortarla) metiendo la navaja en el suelo paralela al pie y haciendo palanca: todas las partes de la seta tienen información para su correcta identificación. Envolver la seta en papel de aluminio y mantenerla separada del resto hasta el momento de llevarla a un experto.
Comunidad de Madrid

Antes de consumirlas…

  • En casa, revisar de nuevo una a una y asegurarse de que todas son comestibles.
  • Volver a limpiarlas, al menos con un paño húmedo. Si hay que lavarlas con agua por un exceso de suciedad, no sumergirlas en agua (pierden aroma y sabor), sino hacerlo bajo el grifo con un chorro fino y con el sombrero hacia arriba. De esta manera se evita un exceso de retención de agua en las láminas, poros o aguijones. Después, secar el exceso de agua con papel de cocina y consumirlas cuanto antes.
  • Guardar las setas limpias en la nevera hasta el momento del consumo. Son alimentos perecederos que se estropean rápidamente.
  • Guardar siempre algún ejemplar de cada especie sin cocinar para que pueda ser identificado por un experto en caso de intoxicación.
Comunidad de Madrid

Consumo

  • No consumirlas nunca crudas: pueden ser indigestas y algunas especies comestibles son tóxicas en crudo por sus toxinas termolábiles, que se destruyen con el calor.
  • Al comer por primera vez una especie, probar sólo una pequeña cantidad, ya que puede producir una reacción alérgica o una intolerancia alimentaria, como cualquier otro alimento.
  • Consumir setas con moderación porque pueden ser indigestas por su alto contenido en fibra.
Comunidad de Madrid