Evitar el contacto entre las caras, clave para un abrazo más seguro

Son muchos ya los que se han reencontrado con familiares y amigos y, aunque aún tenemos que mantener las distancias, algunos no se resisten a abrazar.

Para que ese abrazo resulte lo más seguro posible, conviene seguir estas recomendaciones: por supuesto, entre personas sanas, con mascarilla y evitando el contacto entre las caras.

El riesgo se minimiza si las personas que se abrazan tienen mascarilla, miran para lados opuestos, no tosen y no hablan mientras se abrazan.

Nos devuelven la sonrisa

Gestos que nos generan confianza en los otros, reducen nuestros niveles de ansiedad. Pero, sobre todo, nos devuelven una sonrisa de oreja a oreja.

Aunque se recomienda evitarlos mientras estemos bajo alerta sanitaria, si no queda más remedio que darlos conviene acercarse rápidamente, abrazarse pocos segundos y separarse en seguida.

Dado que la mayoría de estas gotas caen al suelo, y que de las partículas que quedan suspendidas solo algunas son infecciosas, deben prevenir ante todo para que esos abrazos sean realmente seguros.

El contacto físico es algo fundamental y su ausencia debilita nuestras relaciones y nuestra autoestima.

Mejores Momentos

Programas Completos