La picaresca contra las restricciones en Madrid: aumentan los empadronamientos en pueblos de la sierra

El cierre perimetral de Madrid ha arruinado muchos planes para este puente del Pilar. Frente a las restricciones, la mayoría cumple, otros eligen la picaresca.

Este martes hemos sabido que, por ejemplo en San Lorenzo del Escorial, ha aumentado un 50 por ciento el número de empadronamientos en lo que llevamos de año. Un salvoconducto perfecto para poder escaparse a la sierra madrileña

Como nuestra residencia sobre el papel oficialmente está fijada en la sierra aunque vivamos en Madrid no habría ningún problema, no nos podrían multar.

Pero el confinamiento sí ha supuesto un punto de inflexión, algunos decidieron hacer una catarsis y cambiar de estilo de vida. Muchos salieron de Madrid al pueblo en busca de un sitio más amplio donde pasar el confinamiento porque sus apartamentos eran pequeños, con lo que las inmobiliarias no dan abasto por la cantidad de madrileños que rastrean estas zonas en busca de una primera o segunda vivienda.

Controles aleatorios en Madrid

Mientras, más de un millar de agentes continúan desplegados por toda la Comunidad. Realizan controles aleatorios como el de la calle O´Donnell. La mayoría de madrileños presentan sus justificantes y cumplen con las normas.

Las nuevas restricciones han truncado los planes de muchos de cara al puente y muchos comentan que no saldrán de Madrid el próximo día del Pilar “porque no se puede”.

No obstante, seguimos siendo el país de la picaresca, porque otros admiten hacer trampas y marcharse al pueblo, por ejemplo, sin justificante.

Las autoridades desaconsejan los desplazamientos innecesarios. De momento, los controles son informativos pero si cambia la situación y son sancionados, se enfrentan a multas de 600 euros en adelante.

Mejores Momentos

Programas Completos