Frutas y verduras que refuerzan el sistema inmunológico

Pimiento rojo
Pimiento rojo

Está claro que somos lo que comemos, así que dependiendo de la lista de la compra que preparemos, podemos 'ayudarnos' en una u otra dirección. Dicen los expertos que la Naturaleza es sabia, y que por eso debemos apostar siempre por los alimentos de temporada: en invierno la tierra nos da más alimentos con vitamina C y en verano, aquellos ricos en vitaminas A y B.

Pero, ¿y si lo que queremos en reforzar en concreto el sistema inmunitario para 'blindar' nuestro escudo contra enfermedades como el coronavirus? Los nuevos estudios revelan que en este caso, debemos apostar fuerte por tres vitaminas: A, C y D (y añadir alimentos con betacarotenos).

Las vitaminas A y D repercuten directamente sobre partes específicas del sistema inmune. Y la C estimula la producción de glóbulos blancos (ya sabes, nuestros 'guerreros').

Sin embargo, y aunque nos centremos en esta lista en frutas y verduras, no debemos olvidar el resto de alimentos. El objetivo es el equilibro. El nutricionista Álvaro Sánchez, de 'Medicadiet' y la Fundación Jiménez Díaz, nos recuerda que "una persona puede decir que come suficiente fruta y verdura, y por lo tanto antioxidantes, pero si no come pan integral o legumbres no tiene suficiente fibra que es probiótico, o si no consume pescados azules hay déficit de vitamina D".

Nuestros mejores aliados en el plato contra los virus

La gran pregunta sobre el coronavirus que aún tiene alguna 'laguna' es la relacionada con la capacidad que tienen algunas personas para no contagiarse o hacerlo sin síntomas de ningún tipo, mientras que otras terminan ingresando en el hospital en estado grave. Los expertos apuntan al sistema inmunológico. Es decir, que creen que aquellos que tienen un sistema inmune más fuerte, serían capaces de deshacerse del virus sin apenas 'inmutarse'.

Pero, ¿qué podemos hacer para mejorarlo? Partiendo de que tal vez la genética tenga mucho que decir, existen alimentos que 'ayudan' al sistema inmunológico a prepararse mejor frente a las adversidades. Son aquellos que presumen de ser 'los reyes' de las vitaminas A, C y D (A todas estas podríamos añadir las vitaminas E y B6). Además, señala el nutricionista Álvaro Sánchez, "lo ideal es utilizar frutas de temporada y de origen local, por la huella ecológica".

  • Verduras que refuerzan nuestro sistema inmunológico:

Col, col rizada, kale, berza y repollo: Son una maravillosa fuente de vitamina C y su temporada óptima es el invierno. La col rizada, el kale y la berza además aportan carotenos.

El puerro: Ya puedes pensar en usar esta verdura en prácticamente todo lo que hagas. Es una de las verduras más completas. Rica en potasio, fósforo, magnesio... y por supuesto, con capacidad para reforzar el sistema inmunológico y respiratorio gracias a su composición, rica en alicina.

El pimiento rojo: Sin desmerecer a la naranja y su 'fama' respecto al aporte de vitamina C, debemos hablar antes de esta verdura. El pimiento rojo duplica la cantidad de vitamina C que pudiera tener una naranja, aunque para beneficiarse de ello, deberíamos tomarla cruda.

Al ajo se le considera un 'antibiótico natural', y las setas aumentan la actividad de las células inmunitarias

El ajo: Aunque el olor sea muy desagradable para muchos, este pequeño alimento esconde propiedades que 'curativas'. Y es cierto que se le considera un 'antibiótico natural', por su poder antiviral y antibacteriano. Dicen quienes lo comen a diario 'que nunca se resfrían'. La razón está en su cantidad de sulfuros, sobre todo la alicina, aunque también posee vitaminas A, C y B6 (entre otras).

Champiñones y setas: Ricos en vitamina B, tienen un compuesto que les hace tremendamente poderosos para reforzar la barrera inmune de nuestro organismo: los polisacáridos.

Brócoli: Nos aporta grandes cantidades de vitamina A, C y E. Su única pega es que para aprovechar todos sus nutrientes al máximo, deberíamos comerlo crudo.

Zanahorias: ¿Necesitas sobre todo un mayor aporte de vitamina A? Apuesta por ellas. Las zanahorias además aportan vitaminas E y K, además de una considerable cantidad de betacarotenos.

Espinacas: Más allá de la idílica imagen de Popeye con la lata de espinacas para conseguir más fuerza, las espinacas son potentes vehículos del betacaroteno, que a su vez potencia aún más nuestro sistema inmune. Pero también contienen vitaminas B3, C, calcio, hierro, potasio y magnesio. Al contrario que con otras verduras, que deben comerse crudas, en este caso los nutricionistas recomiendan hervirla un poco, ya que aprovecharemos también su vitamina A.

Alimentos para reforzar el sistema inmunitario |REDACCIÓN
  • Las frutas por las que debemos apostar:

La granada: Este fantástico fruto de otoño e invierno es un eficaz 'gladiador' contra las bacterias y los virus. Y ayuda a mantener en buen estado la flora intestinal (que no olvidemos que es vital para garantizar un buen funcionamiento del sistema inmune).

Cítricos: Conocidos por su aporte de vitamina C y citroflavonoides. Pero también vitamina A, fibra, ácido fólico. potasio y antioxidantes. Son básicos sobre todo en otoño e invierno.

Kiwi: No es un cítrico, y aporta más vitamina C que todos ellos. Pero también ácido elágico y grandes cantidades de fibra.

Los alimentos que más vitamina C contienen son las grosellas negras, los pimientos rojos, el perejil, el brócoli y el kiwi

Frutos del bosque: De todos ellos, quédate con uno bien pequeño pero de propiedades grandiosas... ¡el arándano! Además de su gran aporte en vitamina C, mejora el tracto respiratorio y su capacidad para defenderse, así que es un fantástico escudo contra las enfermedades respiratorias.

Las manzanas: Aporta fibra (pectinas), vitamina C, potasio... De todas ellas, apostemos siempre por las rojas, que además nos ofrece quercetina (un flavonoide), que es ese antioxidante que previene las enfermedades cardiacas y refuerza el sistema inmunitario.