Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

Tulum y la única ciudad de la cultura maya, situada junto al mar, que se conserva

Tulum es una localidad de la costa caribeña de la península de Yucatán, en México, un lugar muy conocido porque aquí se encuentran la única ciudad de la cultura maya, situada junto al mar, que se conserva.

Tulum significaba para los mayas 'suelo fétido'

Una visita obligada para todos los turistas que vienen a esta ciudad que pueden adentrarse en este famoso museo arqueológico por solo 3,5 euros que cuesta la entrada.

Actualmente, debido a la pandemia por coronavirus, se estableció un límite de aforo de 2.000 personas por día aunque en días festivos puede ascender a las 4.000 personas.

Una vez dentro del recinto, nos recibe un guía que nos cuenta el significado de la palabra Tulum, el cual es 'suelo fétido' aunque no se refiere al suelo en sí, sino al manglar.

Esta ciudad fue creada en el año 900 después de Cristo y aquí vivía la Familia Real, la nobleza, matemáticos astrónomos... todo gente importante.

Los mayas escogieron este lugar para sentar su civilización por su cercanía al mar ya que aquí establecieron un puerto que favorecía sus movimientos.

Una barrera coralina protegía esta ciudad de manera natural

Además, una gran barrera de coral les protegía de forma natural, coral que hace que la arena de su playa sea muy particular al estar compuesta de sedimentos coralinos.

Llama la atención lo robustas que son estar construcciones elaboradas con grandes piedras calizas que tenían a mano y que cargaban al hombro para hacer los edificios al no disponer de ningún tipo de animal que facilitara su transporte.

Y en lo alto de una de estas grandes construcciones, se localizan tres puertas y en la del centro, junto en su parte central, observamos un pequeño orificio por donde, una vez el año (el 21 de marzo), cuando el sol se levanta en el horizonte, un rayo se proyecta por ese agujero hasta el muro que se encuentra al otro lado de la ciudad durante 4 segundos.

Esta fecha marca la preparación del suelo para la cosecha por ser un periodo seco, y así lo hacían saber de generación en generación.

Este edificio es característico de los pueblos mayas y siempre construían uno en todos sus asentamientos.

Apreciamos en otra construcción que, a la entrada, hay un pasadizo extremadamente pequeño para acceder al interior lo que obligaba a los mayas a hacer una reverencia antes de poder acceder.

Mejores Momentos

Programas Completos