Malta, una iglesia para cada día del año

  • Este país tiene 365 iglesias, una para cada día del año 
la Basílica de Ta'Pinu, Gozo
Basílica de Ta'Pinu, Gozo |Archivo

En Malta hay 365 iglesias, una para cada día del año, de las cuales 46 se encuentran en Gozo, y es que este país fue uno de los primeros del mundo en adoptar el cristianismo.

Además, sus relojes muestran dos horas diferentes, más adelante te contaré por qué.

De entre sus numerosos templos, uno de los más conocidos es la Concatedral de San Juan, ubicada en La Valeta y dedicado a San Juan Bautista engaña por su austeridad exterior ya que, en su interior, alberga grandes tesoros como 'La decapitación de Juan Bautista de Caravaggio'.

Esta concatedral fue construida entre 1572 y 1578 por los Caballeros de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta.

En Mdina, la antigua capital de Malta, encontramos la Catedral de San Pablo. Este templo se inauguró en el siglo XII y está dedicado a San Pablo, precursor del cristianismo en el país. Según cuenta la historia, en el punto en el que se construyó esta iglesia estaba la casa del primer gobernador romano, Publio, que dio cobijo a San Pablo y que, más tarde, se convertiría en el primer obispo de Malta.

La Iglesia de Santa María de Mosta se construyó a imagen y semejanza del Panteón de Roma

Y curiosa construcción la de la Iglesia de Santa María de Mosta con su cúpula en forma circular imitando al Panteón de Roma. Esta cúpula es la cuarta más grande del mundo y sobrevivió a los bombardeos que asolaron en país en la Segunda Guerra Mundial a pesar de que una bomba, que milagrosamente no explotó, la atravesó.

Pero, sin duda, el templo religioso más reconocido por los malteses es la Basílica de Ta'Pinu que está ubicado en Gozo, a unos 700 metros de la aldea de Gharb. La construcción de esta iglesia data de 1833 cuando una mujer escuchó la voz de la Virgen María en una antigua capilla.

Así que si acudes de visita a Malta no puedes dejar de visitar alguno de estas iglesias y, además, fíjate en que en todas ellas hay dos relojes, uno de ellos, el de la derecha, muestra la hora correcta mientras que el otro muestra una hora completamente diferente.

La razón, despistar al diablo que, bien es sabido por todos que se le asocia siempre con el lado izquierdo por lo que nunca sabrá la hora verdadera a la que empieza la misa y no podrá así captar a los feligreses.