Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

Sorprendemos a Shaila Dúrcal con unos mariachis interpretando 'Amor eterno', de Rocío Dúrcal

Este lunes hemos rendido homenaje a una de las mejores voces que hemos tenido en este país, la de Rocío Dúrcal que falleció el 25 de marzo de 2006 dejando un gran vacío en su familia y en todo su público.

Y para hablar de esta gran artista, quién mejor que su hija Shaila, a la cual hemos sorprendido en su entrada a plató con los mariachis Cielito-Lindo Real de Jalisco que han interpretado en directo el tema 'Amor eterno' de Rocío Durcal.

Además, Shaila ha venido con una gran noticia para todos sus fans porque podrán disfrutar de un concierto en streaming en el que la artista rinde homenaje a su madre cantando algunas de sus canciones.

Esta cita musical telemática tendrá dos fechas, el 14 de mayo a las 21.00h para los residentes en México (hora local) y el 16 de mayo a las 9 de la noche, horario español. El objetivo es que todo el mundo pueda disfrutar de este gran concierto homenaje.

En este programa, también hemos contado con la compañía de Marisa Martín Blazquez, periodista y amiga íntima de Rocío que nos han contado detalles que ella conoce de esta familia:

“Antonio, padre de Shaila, siempre era el jefe y el estricto en todo porque cuando ‘Marieta’ se iba de gira el que se quedaba aquí y ponía orden y no pasaba una era él”.

"Yo cada vez que veo a Shaila veo a su madre y se me ponen los pelos de punta"

Marisa también ha compartido con nosotros la buena y especial relación que existía entre madre e hija.

“Yo cada vez que veo a Shaila veo a su madre y se me ponen los pelos de punta porque Shaila ha heredado de Marieta no solamente su físico, porque se parece muchísimo, sino también su vitalidad, su sonrisa, sus gestos”, ha detallado Marisa.

Por su parte, Shaila también nos ha hablado de esa relación con su madre. “Era súper amiga, aunque también era mamá y estricta en muchas cosas que tenía que serlo”.

“A veces aprovechábamos y nos escapábamos para ir de comprar, travesuras”, nos ha contado Shaila entre risas.