Joaquín Amills, portavoz de la madre de las niñas de Tenerife: "Beatriz está destrozada, machacada"

Anna y Olivia
Anna y Olivia |Redacción

El hallazgo del cuerpo sin vida de Olivia, la mayor de las niñas desaparecidas en Tenerife, ha sido un mazazo para toda España que confiaba en que aparecieran con vida. Pero sobre todo para Beatriz, la madre de estas pequeñas que no pensaba en ningún momento que su padre pudiese haberlas hecho daño.

Joaquín Amills, portavoz de la familia y presidente de la Asociación SOS Desaparecidos cuenta en 'Juntos' cómo se encuentra Beatriz y todo su entorno familiar en estos momentos tan duros: “Estamos sin poder decir palabra, tenemos que ser prudentes y esperar la confirmación de la prueba de ADN, pero ninguno esperábamos un hecho como este”.

“No he podido hablar con ella directamente, he hablado con todo su entorno, pero lógicamente está destrozada, machacada… no hay palabras que describan una situación así, no se entiende que el ser humano pueda ser tan cruel, tan miserable”, explica el portavoz.

“Ahora mismo hay que dejar pasar el tiempo y seguiremos arropándola hasta que necesite, es algo que es dificilísimo de asumir, de entender", continúa diciendo.

"Confiaba en que un tipejo así no haría daño a las niñas"

"Desde el primer momento he pensado que las niñas estaban bien, y lo volvería a pensar", dice Amills, que acumula una gran experiencia en casos de desapariciones

"He sido siempre franco y sincero defendiendo lo que creía en cada momento y no pensaba en el peor de los escenarios... Por muchísimas cosas de su personalidad, confiaba en que un tipejo así no haría daño a las niñas”, afirma Amills.

Si había algo que aportaba esperanza a esta familia fueron las últimas palabras que Tomás Gimeno le dijo a Beatriz: “No las vas a volver a ver. Las voy a cuidar”... "Esas palabras salieron de su boca”, se lamenta el portavoz de la familia.