Dos de los jóvenes intoxicados en Azuqueca reciben el alta hospitalaria

Una joven de 15 años ha muerto y otras ocho personas han resultado afectadas -entre ellas dos guardias civiles- por una intoxicación por monóxido de carbono en un local abandonado de Azuqueca de Henares (Guadalajara)
Imagen del local donde se produjo la intoxicación que le causo la muerte a una joven de 15 años |EFE

Dos de los jóvenes que tuvieron que ser ingresados tras sufrir una intoxicación por monóxido de carbono en Azuqueca de Henares (Guadalajara), y que causó la muerte de una chica de 15 años, han recibido el alta y solo uno de los afectados permanece ingresado en este centro hospitalario.

Fuentes del centro hospitalario han informado a Efe este martes de que estos chicos han recibido el alta en los últimos días y deue el joven que permanece ingresado estuvo en la UCI pero ya está en planta, debido a su evolución favorable.

Como consecuencia del suceso, dos jóvenes también tuvieron que ser hospitalizados en centros de la Comunidad de Madrid, uno de ellos en el Hospital 12 de Octubre, donde está ingresado en planta y evoluciona favorablemente, según fuentes sanitarias.

La llamada que salvó de la muerte a más jóvenes de Azuqueca en la fiesta en la que falleció una menor
La llamada que salvó de la muerte a más jóvenes de Azuqueca en la fiesta en la que falleció una menor
La llamada que salvó de la muerte a más jóvenes de Azuqueca en la fiesta en la que falleció una menor

La llamada que salvó de la muerte a más jóvenes de Azuqueca en la fiesta en la que falleció una menor

En el suceso, que ocurrió en la noche del 31 de octubre el 1 de noviembre, falleció una joven de 15 años intoxicada durante una reunión de siete chavales en un antiguo local de hostelería en la actualidad abandonado, en la avenida de la Constitución de Azuqueca.

Las primeras averiguaciones de la Guardia Civil apuntaron a que la intoxicación aparentemente se produjo por los gases emanados por un generador alimentado por combustible.

Como consecuencia de este suceso, en el que también resultaron afectados dos agentes de la Guardia Civil que acudieron al lugar alertados por la familia de uno de los jóvenes intoxicados, fue detenido un joven 23 años por un presunto delito de homicidio por imprudencia y siete delitos de lesiones, pero quedó en libertad provisional.