La Semana Santa cierra con 32 muertos en carretera, la mayor cifra desde 2016, pese a los cierres perimetrales

Accidente de tráfico en Loeches
Accidente de tráfico en Loeches |Telemadrid

Un total de 32 personas han fallecido en accidentes de tráfico durante la Semana Santa, la cifra más alta desde 2016, a pesar de que este año ha habido un 46% menos de desplazamientos por los cierres perimetrales para evitar la propagación del coronavirus.

El 47% de los fallecidos en los accidentes mortales registrados desde las 15:00 horas del viernes 26 de marzo y las 23:59 del lunes 5 de abril han sido usuarios vulnerables de la vía: 2 peatones, 1 ciclista y 12 motoristas.

Además, esos siniestros se han saldado con 97 heridos hospitalizados, según los datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT).

El total de fallecidos son 5 más que en la Semana Santa de 2019, la última antes de la pandemia en la que no había restricciones a la movilidad. A causa de los cierres perimetrales de las comunidades, durante este periodo vacacional se han producido 8,1 millones de desplazamientos, una reducción de un 46%, comparándolo con los registrados en la Semana Santa de 2019.

No obstante, se han registrado desplazamientos cortos en el día a zonas de esparcimiento y espacios naturales de playa y montaña que han tenido también un reflejo en los datos de acceso a ciudades, que se han reducido un 15% respecto a hace dos años.Los movimientos transfronterizos han disminuido un 58%.

Los datos de la DGT muestran que los accidentes mortales se han concentrado especialmente en fin de semana (14 el primero y 9 el segundo) y que las carreteras convencionales siguen siendo las más peligrosas, ya que casi el 70% de las víctimas han fallecido en este tipo de vías.

Los accidentes se han producido por toda la geografía y ningún tramo provincial de carretera ha acumulado más de un siniestro mortal.

El 50% de las víctimas mortales se encontraban en el grupo de edad de 35 a 54 años y 2 de los 14 ocupantes de turismo o furgoneta fallecidos no hacían uso del cinturón de seguridad en el momento del accidente.

En cuanto a los accidentes de moto, la DGT señala que hay un perfil claro: 11 de ellos se han producido en sábado o festivo, 10 en carretera convencional y 11 han sido por salida de vía, caída o vuelco, lo que significa que el motorista iba solo.

El 67 % de los fallecidos tenía entre 30 y 50 años.

La evolución de las cifras por comunidades autónomas constata que, al tratarse de un periodo corto, las variaciones interanuales presentan fluctuaciones grandes.

Así, el número de fallecidos ha aumentado en 10 autonomías respecto a 2019, especialmente en la Comunidad Valenciana, con cinco más; seguida de Andalucía (3) y Castilla y León (2), mientras que no ha variado en Cantabria, Madrid y Ceuta y Melilla.

Por el contrario, los fallecidos han descendido en 5 comunidades, más en Cataluña (-5) y País Vasco y Canarias (-2 en cada una de ellas).

Con estos datos, la DGT llama la atención a todos los conductores para que extremen la precaución al volante y no bajen la guardia.