Piden al Gobierno chileno garantizar los derechos de los uniformados transgénero

Piden al Gobierno chileno garantizar los derechos de los uniformados transgénero
Piden al Gobierno chileno garantizar los derechos de los uniformados transgénero |Telemadrid

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), organización que defiende los derechos de la diversidad sexual, ha planteado esta semana al Gobierno chileno un plan de trabajo conjunto para prevenir y erradicar toda forma de discriminación en las Fuerzas Armadas.

La organización demandó al Ejecutivo "un plan que garantice la plena igualdad de derechos para los uniformados y uniformadas trans al interior de las Fuerzas Armadas", algo en lo que hubo "pleno consenso", dijo el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

El jefe del gabinete del Ministerio de Defensa, Pablo Urquízar, y la jefa de Asesoría Jurídica, Alicia De la Cruz, se reunieron este jueves con los directivos del Movilh para analizar la realidad de las personas LGBTI en el sector uniformado.

La propuesta se basó en crear una mesa de trabajo basada en la orientación sexual y la identidad de género, con el fin de "resolver a tiempo las denuncias por discriminación que uniformados lesbianas, gays, bi o trans nos hacen llegar", explicó Jiménez.

Agregó que "si bien a la fecha ningún integrante de las Fuerzas Armadas ha reconocido públicamente ser trans, esta es una realidad que está a la vuelta de la esquina", por lo que el Estado "tiene el deber de implementar a tiempo las medidas", sostuvo el dirigente.

En el encuentro se discutieron además los "problemas de acceso a la previsión" para aquellas parejas que hayan suscrito el Acuerdo de Unión Civil, y "la inclusión de parejas del mismo sexo" en la institución.

"También queremos abordar la situación de quienes padecen VIH Sida, porque actualmente se les jubila e imposibilita continuar su labor", declaró Jiménez.

El Movilh solicitó esta cita con el Ministerio de Defensa para que se reciba "con la debida preparación la futura promulgación de la ley de Identidad de Género", que se debate en el Parlamento.

La entidad propuso también incorporar la realidad LGBTI en los planes de estudio de los uniformados, que ya ocurre en Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI).

De acuerdo al Movilh, el Gobierno se comprometió a "implementar en el breve plazo una mesa de trabajo sobre la materia que tenga resultados concretos antes de la entrada en vigencia de la ley de Identidad de Género", para lo que se esperan "próximos encuentros de tipo más técnico".

Otros temas tocados fueron la modificación al Acuerdo de Unión Civil, que regula el régimen patrimonial de las Fuerzas Armadas. "El Ministerio de Defensa fue claro en respaldar esta reforma, por lo que cuando se avance en ello, emitirá un pronunciamiento favorable", precisó Jiménez.

Tras las denuncias efectuadas por el Movilh entre 2012 y 2013, las Fuerzas Armadas chilenas derogaron las normativas que impedían el ingreso de personas LGBTI a sus filas, y diversas ramas establecieron líneas de trabajo para promover el respeto a la diversidad sexual y de género.

Ello derivó "en las primeras salidas de armario de uniformados gays y lesbianas", aseguró el Movilh, así como también "en el reconocimiento a su derecho a conformar familias y parejas con personas de su mismo sexo", concluyó.