El incendio de Navalacruz (Ávila) ya ha arrasado 10.000 hectáreas

  • La Comunidad de Madrid ha enviado cuatro dotaciones de bomberos y brigadas forestales, tres de ellas terrestres y un helicóptero
El incendio de Navalacruz (Ávila) ya ha arrasado 10.000 hectáreas
Vista del vehículo incendiando que ha generado un fuego a la altura del kilómetro 39 de la N-502 de Ávila este sábado |EFE

El incendio que el sábado se declaró entre los municipios abulenses de Navalacruz y Cepeda de la Mora, al prenderse junto a la N-502 (Ávila-Córdoba) un vehículo, ya ha arrasado 10.000 hectáreas, según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

Estos cálculos han sido realizados al realizar un "resumen" de la situación después de un día y medio activo, en el que las llamas han avanzado con rapidez obligando a evacuar varios núcleos de población que suman en torno a 1.000 personas.

El inicio del fuego se produjo a las 10.14 del sábado a la altura del kilómetro 38,000 de la N-502, donde un vehículo comenzó a arder y el fuego se expandió hacia el monte más cercano, llegando a alcanzar este domingo un perímetro de 40 kilómetros y una superficie arrasada de unas 10.000 hectáreas.

Posteriormente, a las 14.45 la Junta declaró el Nivel 1 de peligrosidad en una escala de 0 a 3, antes de que a las 20.10 la Administración autonómica solicitara la presencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que actualmente cuenta con 262 militares desplegados y 88 vehículos.

La mala evolución de las llamas hizo que a las 5.00 de la pasada madrugada, el Gobierno autonómico decretara el Nivel 2 de peligrosidad, que se mantiene en la actualidad en este incendio que ha avanzado con virulencia y rapidez hasta poderse ver el humo y las llamas desde muchos puntos de la mitad norte de la capital.

Desde la capital, a menos de 20 kilómetros ya de alguno de los frentes, se divisa la espesa columna de humo, que durante toda la jornada ha impregnado a la capital, que ha amanecido en sus calles y casas con restos de ceniza y pavesas procedentes del incendio.

Aunque este mediodía los responsables de la Junta cifraban entre 5.000 y 6.000 las hectáreas de matorral, pasto, pinos y árboles en esta zona próxima a la capital, ahora el Gobierno central duplica esta cantidad hasta las 10.000.

Según la Delegación del Gobierno en Castilla y León, este domingo los numerosos medios terrestres y aéreos desplegados en la zona por todas las administraciones "han tenido que realizar su esfuerzo principal en la defensa de los pueblos afectados al norte del incendio".

Esta circunstancia ha hecho que no hayan podido realizar ese esfuerzo "en la zona de monte que se ha estado quemando".

Actualmente, la "cabeza principal" del fuego se sitúa al este-noroeste, habiendo "varias lenguas de fuego en la parte norte derivadas el incendio principal".

Según la Delegación del Gobierno "preocupa la evolución que pueda tener en la cara sur", ya que "si sigue avanzando sin control, pudiera tener afecciones en un futuro a los pueblos situados en esa dirección".

Hasta el momento han sido evacuadas un millar de personas de Villaviciosa y Robledillo, anejos de Solosancho, así como de Palacios de Sotalbo y el municipio de Sotalbo.

Además, se encuentran en "alerta por posible evacuación" los municipios de Mengamuñoz (62 habitantes), situado a 32 kilómetros al sur de la capital, y La Hija de Dios (75 habitantes) y a 28 kilómetros en la misma dirección, ambos en la N-502, que se encuentra cortada al tráfico entre los kilómetros 0,000 y 38,000.

En la actualidad hay constancia de 35 personas albergadas actualmente en el Centro de Usos Múltiples (CUM) "Carlos Sastre", habilitado por el Ayuntamiento de Ávila.

Como consecuencia de este incendio, se encuentran cortadas al tráfico, además de la N-502, varias carreteras locales: AV-933; AV-P-502; AV-P-406 y AV-900.

Por otra parte, la Delegación del Gobierno ha dicho tener constancia de casas y propiedades afectadas en los diferentes pueblos, aunque por el momento se desconoce el número.

Actualmente, la Junta de Castilla y León tiene "todos los medios propios posibles involucrados en la extinción de este incendio".

Por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), se encuentran desplegadas en la zona 5 Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) procedentes de Pinofranqueado (Cáceres); La Iglesuela (Toledo), Tabuyo del Monte (León) y puerto El Pico (Ávila), que aporta dos.

Asimismo, están desplegados en la zona cinco medios aéreos: un avión anfibio de Labacolla (A coruña); un helicóptero bombardero de Plasencia (Cáceres); un avión anfibio de Matacán (Salamanca); un helicóptero bombardero de Las Minas (Guadalajara) y un avión de coordinación de León.

A todos estos medios se suma una Unidad Móvil de Análisis y Planificación procedente de Madrid, mientras que ya han sido desmovilizados un avión anfibio de Torrejón de Ardoz (Madrid) y dos aviones de carga en tierra de Agoncillo (La Rioja).EFE

La Comunidad de Madrid ha enviado cuatro dotaciones de bomberos y brigadas forestales, tres de ellas terrestres y un helicóptero, para colaborar en la extinción del incendio.

Un miembro de la brigada forestal ha resultado herido después de ser atropellado en una zona accesible cercana a la piscina de Sotalbo por un camión.

Por ello, se ha procedido a la evacuación de los vecinos de los anejos de Solosancho, Villaviciosa y Robledillo, que entre ambos suman algo más de 300 habitantes, si bien en estas fechas incrementan su población de forma notable.

Según informa la cuenta de Protección Civil de Ávila, para acoger a los evacuados de estos dos núcleos de población, se ha habilitado el Centro de Usos Múltiples (CUM) "Carlos Sastre" de la capital abulense como "albergue provisional".

Las llamas de este incendio podían verse con claridad esta noche desde la capital, ya que su avance era muy rápido desde el kilómetro 38,000 de la N-502 (Ávila-Córdoba) en el que se produjeron, debido posiblemente a un coche que salió ardiendo y quedó en la cuneta, desde donde el fuego se extendió monte arriba.

Pese a la acción de numerosos medios durante toda la jornada, incluida la Unidad Militar de Emergencias (UME), que fue solicitada por la Junta de Castilla y León, las llamas han avanzado muy rápidamente, hasta hacer necesaria la evacuación de estas dos poblaciones del Valle Amblés.

Desde Ávila el fuerte olor a humo y su presencia en el cielo es evidente desde esta parte de la provincia, situada a unos 20 kilómetros de la capital.

En la zona han trabajado numerosos medios terrestres del Gobierno autonómico, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y del Ministerio de Defensa -UME-, cuyos efectivos también se han trasladado al suroeste de la provincia para participar en las labores de extinción del incendio declarado en la tarde del sábado en La Parra, un anejo de Arenas de San Pedro.