Campaña de la DGT para controlar el uso del cinturón y las sillitas infantiles

Agentes de la Guardia Civil realizan controles en una carretera
Agentes de la Guardia Civil realizan controles en una carretera |Telemadrid.es

La Dirección General de Tráfico (DGT) llevará a cabo, desde este lunes y hasta el domingo 14 de marzo, una campaña especial de vigilancia y control del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

Según ha informado el departamento que dirige Pere Navarro, aunque en 2020 se produjo una bajada generalizada en la siniestralidad por las restricciones de movilidad decretadas para frenar el avance de la pandemia, sí crecieron los fallecidos que no llevaban cinturón en el momento del accidente, pasando del 22% en 2019 al 26% en 2020.

Tráfico ha añadido en este punto que los muertos que lo usaban el cinturón crecieron hasta un 36% durante el primer estado de alarma (15 de marzo al 20 de junio) en el que de las 58 personas fallecidas, 21 no llevaban puesto el cinturón.

Guardia Civil y otras policías

Ante estas cifras, la DGT ha anunciado que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como las policías locales y autonómicas que se sumen a la campaña, aumentarán la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, tanto en vías urbanas como en las interurbanas durante esta semana.

Además, ha informado de que se intensificará la vigilancia de su uso desde el aire, con los helicópteros y drones de los que dispone de la DGT, así como con el control automatizado que se lleva a cabo a través de las 225 cámaras instaladas tanto en vías convencionales como en vías de alta ocupación.

"Frente a aquellos que dicen no usarlo porque 'molesta' o porque 'van aquí al lado', los datos demuestran que el cinturón es el dispositivo que más vidas ha salvado y salva en carretera, puesto que su eficacia reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Además, el airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad ya que ambos dispositivos están diseñados para funcionar de forma complementaria", ha manifestado la DGT.

Asientos traseros y autobuses

De esta forma, Tráfico ha recordado que el cinturón es "imprescindible" también en los asientos traseros ya que en caso de impacto frontal, por ejemplo, la probabilidad de que un ocupante de esos asientos golpee mortalmente a otro pasajero de delante puede ser hasta 8 veces mayor.

Según los valores medios del periodo 2017-2019, aportados por la DGT, el 25% de los fallecidos en turismos no usaba el cinturón en carretera, pero este porcentaje crece hasta el 31% en el caso de los fallecidos que eran pasajeros de los asientos traseros.

La normativa también obliga a llevar puesto el cinturón de seguridad en autobuses cuando éste cuente con dicho dispositivo. Desde octubre de 2007 es obligatorio que los autobuses que se matriculen lleven cinturones de seguridad.

En el borrador de modificación de la Ley de Permiso por Puntos en el que se está trabajando, una de las novedades previstas es aumentar de 3 a 4 el número de puntos a detraer por no llevarlo puesto, como ha recordado Tráfico.