Cae un grupo criminal que torturaba y secuestraba a miembros de bandas rivales

Coche de la Policía Nacional
Coche de la Policía Nacional |Europa Press

Agentes de Policía Nacional y de Holanda han desarticulado un grupo criminal relacionado con la denominada "Mocro Mafia" -mafia marroquí en los Países Bajos-, que se dedicaba a secuestrar, torturar y asesinar a miembros de bandas rivales y que contaba con contenedores insonorizados para transportar a sus víctimas.

Seis personas detenidas

La Policía Nacional ha informado este domingo de la operación conjunta entre España y Holanda que ha conllevado la detención de seis personas en los Países Bajos a las que se vincula con acciones criminales con artefactos explosivos y con algunos de los asesinatos perpetrados en la provincia de Málaga en los últimos años.

Los arrestados están relacionados con la denominada "Mocro Mafia", la organización de origen marroquí dedicada al tráfico de estupefacientes asentada en Países Bajos y Bélgica, y con elementos para inmovilizar y torturar a sus víctimas como grilletes anclados al suelo o sillas con correas.

Contaban con siete contenedores de transporte de mercancías insonorizados

El pasado mes de abril las autoridades españolas recibieron una solicitud de colaboración en el marco de una Orden Europea de Investigación, dirigida por la fiscalía holandesa y por la Audiencia Nacional, que se desarrollaba por la Policía Nacional de Holanda y España.

Preparaban el secuestro de varias personas

De la investigación realizada hasta ese momento se tenían pruebas de que se estaba preparando el secuestro y la extorsión de varias personas, debido según la pesquisas a graves conflictos entre las organizaciones criminales más importantes que operan en Países Bajos y que estaban relacionadas con otros grupos criminales en España.

La investigación demostraba que los lugares para el secuestro habían sido preparados en Países Bajos y estaban casi listos para ser utilizados.

Un individuo desconocido afincado en España planificaba los secuestros

Varios miembros de esta organización mantenían contactos con un individuo desconocido, al parecer afincado en España y que estaba recibiendo dinero desde los Países Bajos para planificar secuestros y extorsiones, por lo que la Policía Nacional empezó a buscarle.

La operación ha culminado por ahora con la detención en Holanda de seis personas y varios registros en los que se han intervenido armas de fuego, siete contenedores de transporte de mercancías insonorizados y preparados para mantener a personas en su interior durante largos periodos de tiempo, incluso preparadas con váteres químicos.

Elementos para torturar a las víctimas

Igualmente se encontraron elementos para inmovilizar y torturar a las víctimas, como grilletes anclados al suelo y paredes o una silla de dentista con correas para inmovilizar brazos, piernas y cabeza. También tenían herramientas y utensilios para lesionar a sus rivales y uniformes de la Policía Nacional Holandesa y chalecos antibalas que utilizaban a la hora de abordar a sus víctimas.

La operación sigue abierta y las autoridades españolas están colaborando activamente con las autoridades holandesas con el fin de obtener información relevante que permita vincular a más personas con los hechos investigados y resolver la desaparición de personas en Holanda y con varios homicidios en la provincia de Málaga.