Félix Bolaños declarará como testigo del caso Pegasus en julio

  • El juez que instruye el caso de espionaje levanta el secreto de sumario
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños |Europa Press

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha citado a declarar como testigo para el 5 de julio al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en la causa en la que investiga el espionaje con el programa Pegasus a los teléfonos móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y varios ministros.

Levanta el secreto de sumario

Así lo acuerda el magistrado en una resolución en la que levanta el secreto sobre el caso y amplía la comisión rogatoria cursada a Israel para que una delegación judicial encabezada por él se desplace a este país para tomar declaración como testigo al director general de la empresa que comercializa el programa Pegasus después de que ya pidiera a la compañía que informara sobre esta herramienta informática.

Las escuchas de Pegasus un jaque a la estabilidad del Gobierno
Las escuchas de Pegasus un jaque a la estabilidad del Gobierno
Las escuchas de Pegasus un jaque a la estabilidad del Gobierno

Las escuchas de Pegasus un jaque a la estabilidad del Gobierno

En el marco de esta investigación y mientras ha permanecido secreta el juez José Luis Calama ha tomado declaración como testigos el pasado viernes a la anterior directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, y al funcionario de este organismo encargado de elaborar los informes sobre este asunto.

Por su parte, Ciudadanos ya ha señalado que Bolaños tendrá que asumir que la seguridad del móvil de Sánchez era su competencia. Así lo ha dicho el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, considera "muy razonable" que el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, haya sido citado como testigo por el juez que instruye el caso del espionaje a miembros del Gobierno con 'Pegasus' y ha recalcado que acudirá "con el apercibimiento de tener que decir verdad", por lo que tendrá que asumir que la seguridad del móvil del presidente del Gobierno dependía de él.

"Todos preguntamos si era el responsable de los móviles del Gobierno y no quiso contestar", ha dicho, incidiendo en que en Ciudadanos nunca se creyeron que eso fuera competencia del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) porque, de ser así, habría sido "imposible" que tardaran un año en detectar la infección con Pegasus.

Los informes del Centro Criptológico Nacional sobre los móviles de Sánchez y Robles ponían de relieve que "el dispositivo móvil del presidente del Gobierno analizado fue infectado por Pegasus en dos ocasiones (el 19 de mayo de 2021 y el 31 de mayo de 2021)", mientras que el de Robles habría sido infectado en junio de ese año.

Intrusiones localizadas

En sendos casos, recogía Calama, los informes fijaban que "se produjo exfiltración de información", pero actualmente ninguno de los dos teléfonos presenta "indicadores conocidos de infección en curso de Pegasus".

La primera de las intrusiones en el móvil de Sánchez se habría producido en el contexto de la entrada masiva de unos 10.000 inmigrantes en Ceuta entre el 17 y 18 de mayo de 2021 que precisamente llevó a Sánchez a visitar este segundo día la ciudad autónoma, así como Melilla, con el ministro de Interior.

Además, el 18 de mayo fue cuando Marruecos llamó a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaicha, la que se había convocado en Exteriores para protestar por los acontecimientos en Ceuta. El mismo día 19, Sánchez estaba en una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

La segunda habría tenido lugar cuando el presidente del Gobierno se encontraba con el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, en Alcalá de Henares con motivo de la XIII Cumbre Hispano-Polaca. Ese día, Marruecos publicó un comunicado en el que indicó que la crisis diplomática estaba motivada por la postura del Gobierno respecto al Sáhara, no por la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

En cuanto al teléfono móvil del ministro de Interior, el Gobierno informó después de que Grande-Marlaska sufrió dos ataques en el mismo junio de 2021. En el primero de ellos le fueron sustraídos 4 megas y en el segundo un volumen mucho más importante de información, 6,3 gigas.

El análisis de los terminales de otros miembros del Gobierno también pudo determinar un intento de infección del teléfono del titular Agricultura, Luis Planas, que resultó fallido, y se produjo igualmente en junio del pasado año.

Recomendamos