Más de 100 toneladas de residuos ya han sido retiradas del río Guadarrama

  • Concluye la primera fase de la limpieza del cauce y las riberas iniciada en diciembre
  • El tramo en el que se ha actuado inicialmente corresponde a Arroyomolinos
Comparación del estado previo y posterior de un tramo de la ribera del Guadarama
Comparación del estado previo y posterior de un tramo de la ribera del Guadarama |CHT

La Confederación Hidrográfica del Tajo ha dado por concluida la primera fase de los trabajos para la retirada de residuos en el cauce del río Guadarrama, llevados a cabo a su paso por Arroyomolinos.

Una vez finalizados los trabajos en esta localidad, se va a continuar en una segunda fase con la retirada de los residuos existentes en el cauce del río Guadarrama a su paso por el término municipal de Móstoles, donde se ha localizado el mayor volumen de residuos, según ha señalado el Ministerio.

Comienzan los trabajos de limpieza en el curso medio del río Guadarrama
Comienzan los trabajos de limpieza en el curso medio del río Guadarrama
Comienzan los trabajos de limpieza en el curso medio del río Guadarrama

Comienzan los trabajos de limpieza en el curso medio del río Guadarrama

La Confederación inició en diciembre pasado esta primera fase los trabajos de retirada de residuos existentes en el cauce del Guadarrama, fundamentalmente a su paso por Arroyomolinos, Batres, Móstoles, Navalcarnero y Villaviciosa de Odón, que forma parte del Parque Natural del Curso Medio del Río Guadarrama.

112 toneladas

En total, se han retirado en este tramo varios vehículos arrojados al cauce y unos 10 metros cúbicos de restos de coches así como 22 metros cúbicos de neumáticos fuera de uso, lo que equivale a unas 17 toneladas de restos de coches y a unas 35 toneladas de neumáticos.

También se han extraído unos 36 metros cúbicos de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, aproximadamente unas 60 toneladas.

Posteriormente, y atendiendo al tipo de residuos, una parte ha sido trasladada al vertedero de Pinto y otra ha sido acopiada en la parcela cedida por el Ayuntamiento para su posterior retirada por parte del Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) cuya gestión corresponde a la Comunidad.

Además de la retirada, acopio y transporte de los residuos se ha procedido a la adecuación de los accesos y espacios para almacenaje temporal y triaje, y posteriormente se ha restaurado el talud de la margen izquierda del río, con el fin de renaturalizar y acondicionar el mismo, ya que estaba totalmente cubierto de residuos.

Colaboración entre administraciones

Estas acciones están incluidas en el marco de colaboración institucional para poner en marcha el plan de choque acordado por el Ministerio para la Transición Ecológica, la administración autonómica madrileña y los ayuntamientos afectados, que tiene una inversión total prevista por parte de la Confederación Hidrográfica del Tajo de 700.000 euros.

En dicho acuerdo alcanzado en julio por las distintas administraciones se estableció que el MITECO se encargaría de retirar los residuos vertidos al cauce del río Guadarrama y a su zona de servidumbre, cuya titularidad corresponde mayoritariamente a los Ayuntamientos.

Posteriormente, la Comunidad de Madrid, junto a los ayuntamientos afectados, actuarían en terrenos de vía pecuaria y resto de parcelas municipales, mayoritariamente localizadas en el término municipal de Móstoles, además de participar en las labores de vigilancia y seguridad.

"Resulta imprescindible que estos trabajos de retirada se vean acompañados de las tareas de vigilancia de la zona y control de accesos a la misma, a desarrollar por las administraciones competentes, para de esta forma evitar la aparición de nuevos depósitos incontrolados", han añadido desde el Ministerio.