Un policía salva la vida a una mujer encerrada en su casa de Alcobendas con diversas hemorragias

Un policía salva la vida a una mujer encerrada en su casa de Alcobendas con diversas hemorragias
Los agentes de la Policía Nacional asistieron a la mujer en su domicilio de Alcobendas |TELEMADRID

Agentes de la Policía Nacional auxiliaron el pasado martes a una mujer de 75 años que solicitaba ayuda a gritos desde el interior de su domicilio, donde estaba la mujer tendida en el suelo con diversas hemorragias, ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

Los hechos de produjeron el pasado martes, cuando la Sala CIMACC-091 recibió varias llamadas por parte de unos vecinos, manifestando que escuchaban gritos de una mujer solicitando auxilio. Tras la llegada de los agentes, intentaron acceder al interior del domicilio con las llaves facilitadas por los vecinos, resultando imposible abrir la puerta dado que tenía puesta la llave por dentro.

Un agente taponó las hemorragias

Ante la urgencia que requería dicha situación, uno de los policías forzó una reja que le permitió finalmente el acceso a su interior. Encontró en la cocina a una mujer de edad tendida en el suelo rodeada de un charco de sangre por los cortes que presentaba.

Seguidamente, el agente taponó las hemorragias, así como comprobó las constantes vitales de la mujer, las cuales eran muy débiles, colocando a la misma en posición lateral de seguridad para facilitar su respiración y manteniendo en todo momento conversación con ella a fin de que no perdiera la consciencia.

Una vez estabilizada, el policía se dirigió a la puerta de la vivienda para permitir el acceso al otro agente, que se encontraba en el exterior, así como a los servicios sanitarios, quienes asistieron a la mujer y determinaron su traslado al Hospital Infanta Sofía de la localidad de San Sebastián de los Reyes.

La rápida actuación de los agentes, así como la eficacia al detener las hemorragias, fue resaltada por los servicios sanitarios, debido a que la mujer había perdido mucha sangre y su estado era de extrema gravedad.