Una librería y vecinos de Quintana, a la búsqueda de libros para regalar a mujeres encarceladas en Madrid

Librería Códice Magno, en Ciudad Lineal
Librería Códice Magno, en Ciudad Lineal |GOOGLE MAPS

¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel? Esa es la pregunta que se hicieron hace tiempo en la organización mexicana 'A las olvidadas'. Una pregunta que cruzó el océano y encontró respuesta en Madrid y otros puntos de España.

La pregunta obtuvo miles de respuestas en forma de miles de libros con los que devolver esperanza o hacer más llevadera la estancia o saber que, en definitiva, no están tan olvidadas las mujeres encarceladas. Que en España son más de 4.500 personas y la mayoría cumplen condena en pabellones dentro de recintos pensados para hombres.

Esther Gómez regenta la Librería Códice Magno (calle Hermanos de Pablo, 13). Allí se van recibiendo los libros que muchas personas van donando a esta iniciativa. Otras prefieren ir a la tienda de Esther y elegir allí un título especial. "Ya sea nuevo o usado, la condición es que lleve una dedicatoria personal o una nota", aclara Esther a Telemadrid.es.

"Se trata de ayudar a las mujeres que están en la cárcel, a que no se sientan olvidadas, que la lectura les ayude a pensar en su vida en positivo"

La librera se ha puesto en contacto con autores y organizaciones que también están colaborando, aportando sus títulos y su solidaridad. En Códice Magno se se van amontonando las entregas que luego se llevará la Asociación de Vecinos de Quintana para repartirlos por los centros penitenciarios.

A través de 'A las olvidadas' con la colaboración de Esther y los vecinos de Quintana, ya ha llegado lectura a Soto del Real (680 libros), Estremera (850), Alcalá Meco (900), Aranjuez (1,200). La iniciativa también alcanza a otros centros como los de León (445), Granada (1.495) o Córdoba (400). Los últimos envíos han viajado hasta Valencia y Alicante.

"Se trata de ayudar a las mujeres que están en la cárcel, a que no se sientan olvidadas, a que piensen en su salida, que la lectura les ayude a pensar en su vida en positivo", reflexiona Esther Gómez