Vecinos del centro de Madrid rechazan el memorial del Ministerio del Interior

  • Aseguran que el Gobierno de Sánchez ignora las necesidades de los habitantes del barrio
  • Dedicará especial atención al terrorismo yihadista
Edificio Medinacelli, futura sede del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo en Madrid
Edificio Medinacelli, futura sede del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo en Madrid |LAMONCLOA.GOB.ES

La Asociación Vecinal de Sol y Barrio de Las Letras ha reaccionado "con sorpresa e indignación" ante el proyecto del Ministerio del Interior de transformar el Edificio Medinaceli en Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo.

“Es evidente que con su propuesta el Gobierno de Sánchez no ha tenido en cuenta las necesidades de los vecinos y vecinas de nuestro barrio, un lugar muy gentrificado que carece de equipamientos sanitarios, deportivos y culturales (como bibliotecas) y de vivienda asequible para residentes”, sostiene Víctor Rey, presidente de la entidad vecinal.

La entidad asegura que se tenían puestas las esperanzas en que el Edificio Medinaceli se convirtiese en un inmueble de uso residencial, un conjunto de viviendas públicas de alquiler para jóvenes y mayores.

El anuncio del Ministerio de Interior "nos ha supuesto un auténtico jarro de agua fría”, asegura Rey, antes de remachar: “nuestro barrio ya estaba abandonado por las administraciones municipal y regional, y ahora también el Gobierno central muestra su desprecio por las necesidades del vecindario".

"Desconcentrar" sedes de la Administración

La asociación vecinal considera una incoherencia que Moncloa proyecte abrir el nuevo centro en su distrito al mismo tiempo que impulsa todo un Plan de Desconcentración de sedes de la Administración.

El bloque, ubicado en la calle Duque de Medinaceli, es propiedad de la Dirección General de Patrimonio del Estado, que acaba de rehabilitar su fachada. Construido en 1922 para albergar el Palacio de Hielo y del Automóvil, seis años después fue comprado por el Estado para convertirlo en Centro de Estudios Históricos.

Desde La Moncloa se justifica su "inmejorable situación en el centro de la capital y la monumentalidad de su fachada que se adecuan a los principios de memoria y dignidad que las víctimas del terrorismo representan".

El Edificio Medinaceli, una vez entre en funcionamiento -señalan el Gobierno- se unirá al existente en Vitoria-Gasteiz, inaugurado en 2021 por los Reyes y que en su primer año de vida ha recibido ya a más de 30.000 visitantes.

El Centro Memorial fue creado en la Ley 29/2011 de reconocimiento y protección integral a las víctimas del terrorismo, cuyo artículo 57 fijó su sede en el País Vasco. En 2015, una comisión de expertos convocada por el Gobierno propuso crear una sede en Madrid, con especial atención al terrorismo yihadista, al haber sido Madrid escenario del mayor atentado registrado en Europa.

Recomendamos