Una explosión de gas en un bar de Carabanchel deja dos heridos graves

  • La Policía ha detenido a los dos heridos como sospechosos de provocar la explosión

Una joven de 23 años y un joven de 19 han resultado gravemente heridos tras la explosión de un bar en la calle Cuevas de Altamira, 1 en el distrito madrileño de Carabanchel. Sin embargo, también son los principales sospechosos del suceso. La Policía les custodia en los hospitales en donde están ingresados.

Una 'extraña' explosión

Alrededor de la 1.30 horas se produjo una explosión debido a una fuga de gas que se incendió. Tras recibir el aviso, el Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid consiguió controlar la fuga hasta la llegada de la empresa suministradora, que procedió al corte del suministro.

A la hora de la explosión el local se encontraba cerrado y no había ninguna persona en el interior, aunque fuera se encontraba una mujer de 23 años que ha sufrido quemaduras por todo el cuerpo. Sámur-Protección Civil la estabilizó, intubó y posteriormente fue trasladada al Hospital de la Paz.

Un par de horas más tarde, en una calle colindante, los servicios de emergencia recibieron el aviso de otra persona, un joven de 19 años, que ha sufrido quemaduras en buena parte de su cuerpo tras la explosión de gas. Fue trasladado con pronóstico grave al Hospital de Getafe.

El bar, 'La Oficina 28', ha quedado completamente calcinado y los bomberos del Ayuntamiento de Madrid han saneado todo el local para evitar que se desprendieran partes del techo y de la estructura. También ha comprobado que los negocios adyacentes no hayan sufrido daños.

La Policía Municipal ha acordonado la zona para facilitar el acceso de los servicios de emergencia y ha colaborado con la Policía Nacional, quien se ha puesto al frente de la investigación para esclarecer lo ocurrido, según ha detallado Emergencias Madrid.

Testigos de la explosión relataron a la Policía Nacional que vieron 2 personas encapuchadas en las inmediaciones del bar antes de que ocurriera el suceso. La dueña del bar había recibido amenazas previas de esas personas de que le iban a quemar el local. Poco después, la Policía 'detuvo' a los dos heridos como principales sospechosos del suceso.

Recomendamos